Estado Mundial de las Madres 2008

Níger, el peor país para ser madre. Al otro lado de la lista, un año más, se encuentra Suecia

05 Mayo 2008

En Níger uno de cada cuatro niños muere antes de cumplir los cinco años. Una terrible realidad que se traduce en otra dificil situación: cualquier madre de Níger corre el peligro de perder a un hijo y 9 de cada 10 madres perderán a dos de sus hijos a lo largo de su vida. La esperanza de vida de una mujer no supera los 45 años y apenas un 4% utiliza algún método anticonceptivo.

Con todos estos datos no sorprende que el país africano ocupa el último lugar en el ránking del Estado Mundial de las Madres 2008.  En esta novena edición el análisis se centra en la devastadora cifra de 200 millones de niños y niñas menores de cinco años que no reciben la atención médica básica. En el informe se muestran cuáles son los países que lo están haciendo mejor -y en contraposición, los que lo están haciendo peor- para mejorar la salud de las madres y los bebés a través de medidas sanitarias básicas.

Frente a la terrible situación de Níger, la situación de las madres en Suecia, que ocupa el primer lugar del ranking, es categóricamente opuesta. Una mujer sueca tiene una esperanza de vida de 83 años, un 72% de ellas usa algún método moderno de anticoncepción. Solo una de cada 185 tendrá que ver morir a su hijo antes de que éste cumpla los cinco años de vida.

26.000 niños menores de 5 años mueren cada día por enfermedades fácilmente prevenibles o tratables"

Por eso, aunque en los últimos años se ha reducido considerablemente la tasa de mortalidad infantil, la mejora se se produce a nivel global y no sucede lo mismo cuando se focaliza en la realidad de los países más pobres. El estudio incluye una investigación sobre acceso a la sanidad básica en 55 países en vías de desarrollo que también arroja un ránking e, inevitablemente, un peor puesto: en Etiopía sólo existe un médico por cada 33.000 habitantes y el 94% de los partos tiene lugar en casa. Uno de cada ocho niños en Etiopía muere antes de cumplir los 5 años.

Así mismo presta especial atención a las brechas de supervivencia que existen dentro de los países en vías de desarrollo entre los niños y niñas más pobres y los más acomodados y expone cómo millones de vidas podrían salvarse si los niños, especialmente los más pobres, recibiesen una atención sanitaria esencial y de bajo coste.

La neumonía mata a un tercio de los niños menores de 5 años que fallecen en el mundo

Más de tres millones de niños y niñas mueren cada año como consecuencia de la neumonía. A pesar de que los antibióticos para tratarla cuestan menos de 30 céntimos sólo la mitad de los niños enfermos reciben el cuidado médico apropiado.  Otra de las enfermedades fácilmente tratables y enormemente mortíferas en los países con menos recursos es el sarampión, por el que fallecen 240.000 menores cada año. La vacuna contra el sarampión cuesta 33 céntimos y su tratamiento ha crecido progresivamente desde 1990, pero en los 47 países que suman el 95 por ciento de muertes por esta enfermedad (un tercio de los niños menores de cinco años no están vacunados. 

Descarga en PDF el informe sobre el Estado Mundial de las Madres 2008

DESCARGAR