Image
haiti_ii_savethechildren.jpg

Haití, un año después

Doce meses después del terremoto que devastó el país, 500.000 niños y niñas continúan viviendo en campamentos

La imagen de Winnie, una pequeña niña haitiana, saliendo a la luz después de tres días de “cautiverio” bajo los escombros, ofrecía un respiro a la esperanza que Haití había perdido con el terremoto del 12 de enero.

Ha pasado un año desde aquella imagen, desde aquel día en que el país se despertaba entre las ruinas y todavía hoy 500.000 niños y niñas continúan viviendo en campamentos y muchos más en asentamientos marginales, carentes de protección y bajo la amenaza de la explotación y el maltrato. La esperanza sigue respirando pero la situación continúa siendo muy difícil.

Un año después nos preguntamos si se ha hecho lo suficiente por Haití y la respuesta es no, aún no. Y debemos aumentar los esfuerzos” A lo largo de este años hemos proporcionado ayuda a más de 870.000 haitianos - de los cuales 500.000 son niños y niñas – a través de programas de salud, nutrición, eduación, protección, refugio, agua y saneamiento. Pero esto es sólo el comienzo de una estrategia de cinco años para ayudar a forjar un futuro más seguro y más sano para los niños y niñas en Haití.

Hemos logrado reunificar a más de 1.130 niños y niñas de los casi 4.700 que quedaron separados de sus familias"

Ya antes del terremoto, aproximadamente 1.200.000 niños y niñas eran vulnerables a la violencia, el maltrato y la explotación. El terremoto empeoró la situación. Para cubrir las necesidades inmediatas, hemos establecido más de 50 espacios seguros, donde los niños y niñas puedan recuperar la normalidad en un entorno supervisado por profesionales.

Cerca de medio millón de niños y niñas quedaron separados de sus familias tras el seísmo, de ellos 1.135 han sido ya reunificados con sus familias gracias a la Red de Reunificación Familiar, que lideramos. Historias de reunificación como la de Winnie. El 15 de enero de 2010, nuestros compañeros atendían a un bebé rescatado de los escombros tres días después del terremoto. Winnie, que todavía no había cumplido los dos años, fue rescatada mientras un equipo de televisión australiano grababa cerca de una oficina de Save the Children. Nuestro equipo determinó que la niña estaba deshidratada, pero con buena salud. Sus padres murieron en el terremoto, pero logramos localizar a su tío, Frantz.

La epidemia del cólera

El brote de cólera ha supuesto que los recursos destinados a la emergencia del terremoto se focalizaran en salvar las vidas de los más de 90.000 afectados por la epidemia. Haití tiene una de las tasas de mortalidad infantil y materna más altas del hemisferio occidental y ya afrontaba grandes dificultades para satisfacer las necesidades de salud y nutrición antes del terremoto. Hemos atendido a 165.000 niños, niñas y adultos con servicios médicos y a más de 230.000 con servicios de nutrición.

Descarga en PDF el informe Haití, un año después

DESCARGAR