Mil días para cambiar la vida de un niño

El informe sobre el Estado Mundial de las Madres 2012 destaca la importancia de invertir más esfuerzos en los primeros meses de vida

08 Mayo 2012

De los diez países que ocupan los últimos lugares en el decimotercer informe sobre el estado mundial de las madres, siete se encuentran en medio de una crisis alimentaria. En Níger, que ocupa el último lugar, un millón de vidas de niños y niñas están en peligro.

La desnutrición es la causa subyacente de más de 2,6 millones de muertes infantiles al año. Entre los que sobreviven, uno de cada cuatro niños y niñas en el mundo sufre desnutrición crónica, es decir, no tienen los nutrientes que necesitan, por lo que sus cuerpos y cerebros no se desarrollan como deberían. Un tercio de los niños y niñas en Asia, unos 100 millones, sufren desnutrición crónica. En África casi 2 de cada 5, unos 60 millones en total.

El estado de salud de las madres, que muchas veces padecen desnutrición, influye directamente en la salud de su hijo. En África subsahariana, hasta el 20% de las mujeres están excesivamente delgadas, en Asia meridional esta cifra llega al 35%. Además, en los países en desarrollo un 49% de las mujeres embarazadas tienen anemia, una causa significativa de mortalidad materna que puede causar partos prematuros y bajo peso en el recién nacido.

La importancia crucial de los primeros mil días de vida

Según el informe, una correcta nutrición durante los primeros 1.000 desde el comienzo del embarazo es crucial para proteger tanto a madres como a hijos. En Save the Children defendemos 6 medidas esenciales que actúan como salvavidas en esos 1.000 días y que pueden llegar a cualquier madre del mundo: lactancia materna, alimentación suplementaria, vitamina A, hierro, zinc y buenas prácticas de higiene.

Solo la lactancia materna podría salvar la vida de un millón de niños al año, sin embargo menos del 40% de los niños y niñas en países en desarrollo se benefician de la lactancia materna exclusiva debido a la falta de compromiso político y de programas concretos.

Todos los países deberían implementar políticas y programas que faciliten la lactancia materna. En España un 76% de las madres le da el pecho a su hijo alguna vez y el 44% alimenta a su hijo exclusivamente con leche materna durante los tres primeros meses.”

¿Importa el país para ser madre?

Níger es el último de una lista de 165 países analizados, reemplazando a Afganistán, que quedó a la cola del ranking los dos últimos años. Noruega, Islandia y Suecia son los mejores países para ser madre. En el informe se analizan factores como el estatus educativo, económico, de salud y político de las madres, así como el bienestar básico de sus hijos e hijas.

Mientras que en Noruega una mujer recibe de media 18 años de educación, tiene una esperanza de vida de 82 años, el 82% usa métodos anticonceptivos y tan sólo 1 de cada 175 madres está en riesgo de perder a un hijo antes de que cumpla los cinco años, en Níger la esperanza de vida de las mujeres es de 56 años, reciben de media 4 años de educación, tan sólo el 5% usa métodos anticonceptivos y 1 de cada 7 niños muere antes de su quinto cumpleaños.

España ocupa el decimosexto lugar, cuatro puestos por debajo con respecto al año pasado, por debajo de Francia y Portugal y por encima de Estonia y Suiza. España presenta una elevada esperanza de vida, de 85 años, similar a la de Francia o Suiza y sólo superada por Japón y una tasa de mortalidad de menores de cinco años de 5 por cada 1.000. En nuestro país las mujeres ganan 0,52 euros por cada dólar que gana un hombre. En cuanto a la participación política, con datos de 2011, un 35% de los escaños están ocupados por mujeres, un punto más que en el informe anterior.

Nuestro país está aún por debajo de otros países europeos en cuanto a la duración de la baja por maternidad, con 16 semanas, inferior a países como Reino Unido o Dinamarca, que disfrutan de 52 semanas.

Descarga en PDF el informe sobre el estado mundial de las madres 2012

DESCARGAR