Necesita mejorar

Por un sistema educativo que no deje a nadie atrás

22 Septiembre 2016

Hace unos días más de cinco millones de niños españoles volvieron a las aulas tras el verano, pero no todos lo hicieron en igualdad de condiciones. Aunque la educación está garantizada para todos los niños en nuestro país, la situación personal de cada uno determina su éxito escolar y el sistema actual no tiene herramientas para borrar estas desigualdades, sino que, al contrario, las acentúa. 

El fracaso escolar no significa que los niños no sepan aprender, significa que el sistema educativo no da las mismas oportunidades a todos. El éxito escolar hoy en día depende de la posición socioeconómica de los niños, de su origen o de si tienen alguna discapacidad, y nuestro sistema escolar está fracasando con los más desfavorecidos. En España, el 43% de los niños del 20% más pobre abandona prematuramente sus estudios.

España es el país de la Unión Europea con mayor tasa de abandono educativo prematuro. El 20% de los alumnos abandona la escuela tras la ESO, el doble que la media comunitaria, lo que tiene un grave impacto no solo en su desarrollo y educación, sino en el conjunto del país. El coste de este abandono supone entre el 5'9% y el 10,7% de nuestro PIB.

La educación es clave para reducir las desigualdades sociales y romper el ciclo de la pobreza entre padres e hijos, pero para cumplir su papel no basta con que sea accesible para todos los niños, también debe ser equitativa. En los últimos años dos factores han tenido un gran impacto sobre las tasas de fracaso escolar en los alumnos de rentas más bajas y el aumento de la inequidad de nuestro país:

  1. Las políticas de austeridad presupuestaria, que han afectado mucho más que en otros países al sistema educativo y en particular a las familias en peor situación socioeconómica. España invierte menos que la media europea en educación (un 3'7% frente a un 4'6%) y el gasto de las familias ha aumentado en un 28'8% entre 2008 y 2015.
  2. La aprobación de la LOMCE (Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa) puede tener un grave impacto a medio y a largo plazo en el aumento de la segregación educativa y en la rigidez del currículum y evaluación, dificultando la atención a la diversidad.

    detrás de los datos, muchas historias

    • He llegado a retrasar visitas de mis hijos al dentista porque prefiero que tengan un libro en el pupitre y puedan estudiar en las mismas condiciones que sus amigos.
      Susana, 46 años.
      Madre de 2 hijos estudiantes de Educación Primaria

    Susana tiene 46 años y es madre de dos hijos estudiantes de educación primaria en un colegio público de la localidad madrileña de Leganés. Ella sola se encarga con su sueldo de sacarles adelante como puede. En su situación, los costes de la educación se convierten en una auténtica carga. Nos confiesa que sus hijos han llegado a transmitirle que se sienten inferiores por usar materiales usados y que han empezado el curso sin algunos libros porque los de segunda mano que les da el colegio siempre llegan con retraso.

    • Sin plaza en la guardería, ¿cómo se busca trabajo? Si lo mejor es que los niños vayan, debería haber plazas para todos"
      Julia, 31 años
      Madre de Mario, matriculado en Educación 0-3 años

    Julia vive con su pareja y su bebé de 11 meses en el centro de Madrid. Al no trabajar uno de los dos, los puntos que obtienen para una plaza de guardería pública son insuficientes. Sin embargo, para que Rubén pueda encontrar trabajo y porque saben que ir a la guardería es lo mejor para su hijo, han decidido apretarse el cinturón y pagar una plaza en un centro privado. Saben que es temporal pero también que si tuvieran que pagar un alquiler (ahora mismo viven en una casa propiedad de un familiar) esta decisión sería imposible y el tendría menos posibilidades de encontrar un empleo.

    • Veo a mi hermana pequeña estudiar ahora bachillerato y pienso en que yo podría haber sido como ella si alguien me hubiese dado una oportunidad"
      Noemí, 23 años.
      No pudo seguir estudiando tras un PCPI

    Noemí logró finalizar la ESO realizando un PCPI y su intención era seguir estudiando. Sin embargo, a pesar de la motivación que tenía por hacerlo, Noemí (entones con 18 años) priorizó la búsqueda de trabajo. En casa necesitaban la ayuda económica y su aportación era imprescindible para garantizar una mínima seguridad económica. La falta de becas marcó el futuro de Noemí, muchos de sus compañeros pasaron a hacer el bachillerato o un ciclo medio de formación profesional, pero ella no pudo porque en su familia no tenían dinero.

       

      algunas de nuestras propuestas

      Demandamos un Pacto de Estado por la Educación para conseguir un sistema educativo equitativo que incluya entre otras cosas :


      • eDUCACIÓN DE 0 A 3

        para neutralizar las diferencias sociales


      • RECURSOS ADECUADOS

        con una inversión que llegue a la media europea


      • BECAS

        con financiación suficiente para los que menos tienen


      • actividades EXTRAESCOLARES

        de calidad para los niños en situación de pobreza


      • SIN SEGREGACIÓN

        para que niños de distintos orígenes estudien juntos


      • ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD

        desde las primeras fases de la infancia


      • FORMACIÓN PROFESIONAL DE CALIDAD

        para una vida laboral con oferta y reconocimiento social


      • SEGUNDAS OPORTUNIDADES

        de calidad para aquellos que quieren volver

      Descárgate el informe en PDF de "Necesita Mejorar"

      Descargar

       

      El informe cuenta con una serie de anexos con datos por Comunidades Autómas que puedes descargar

      Investigación "Los principios de un sistema educativo que no deje a nadie atrás" realizada por el Grupo de Investigación en Globalización, Educación y Políticas Sociales, de la Universidad Autónoma de Barcelona.