Image
supervivencia_infantil_savethechildren.jpg

Níger, líder mundial en la lucha contra la mortalidad infantil

El compromiso de los Gobiernos puede salvar vidas

Uno de los países más pobres del mundo, Níger, figura en primer lugar en un nuevo ranking que hemos llevado a cabo sobre el progreso de los países en la lucha contra la mortalidad infantil evitable. A pesar de tener escasos recursos y de sus constantes sequías, Níger redujo en dos tercios el número de muertes innecesarias de niños menores de cinco años desde el año 1990 logrando así el cuarto Objetivo de Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas.

Níger, a diferencia de otros países, ha progresado de forma equitativa, logrando mejoras en los distintos grupos sociales y económicos, y tanto en zonas rurales como urbanas.

Los avances pueden perderse si no se combate la desigualdad 

En nuestro informe Vidas en juego advertimos de que otros países que han logrado avances importantes en materia de salud infantil, como Bangladesh o Camboya, se arriesgan a que los logros se queden estancados si no combaten la desigualdad.

Hemos tenido avances históricos en la lucha contra la mortalidad infantil, pero este éxito suele enmascarar el problema de los niños pobres que se quedan rezagados y, en algunos casos extremos, empeoran"

David del Campo, Responsable de Cooperación y Ayuda Humanitaria

El informe se centra en la forma en que 75 países claves, que representan casi toda la mortalidad infantil y maternal global, están avanzando hacia el Objetivo de Desarrollo del Milenio establecido por Naciones Unidas en relación con la mortalidad infantil.

Por primera vez, la investigación revela no sólo la velocidad a la que los países están avanzando, sino también si el progreso es equitativo, llegando a diferentes grupos sociales y económicos, y si es sostenible en términos de voluntad política.

Níger tiene atención médica gratuita para las embarazadas y los niños, programas de nutrición y una campaña para proveer acceso universal a una atención médica básica de calidad. Aunque la tasa de mortalidad infantil sigue siendo alta, el país ha logrado pasar de 326 muertes por cada 1.000 nacimientos en 1990 a 114 muertes por cada 1.000 en 2012.

Ruanda, Indonesia, Madagascar e India también han mostrado de forma similar un progreso equitativo y sostenible, encabezando el índice. En la cola figuran Haití, Papúa Nueva Guinea y Guinea Ecuatorial, con una reducción lenta y desigual en las tasas de mortalidad de los niños menores de cinco años y bajos niveles de inversión en salud y nutrición.

Puedes descargar el informe completo en inglés en formato PDF (1,2 MBs)

Descargar