¿Qué dicen los medios sobre los niños?

Recomendaciones para periodistas sobre el tratamiento de la infancia en los medios de comunicación

16 Abril 2009

“Clara Rojas. La secuestrada que parió un rehén”. Contraportada de el diario El Mundo del 3 de abril de 2006.

Después de más de seis años de conflicto en Colombia, una de las escasas alusiones a un niño se centra en el hijo de una secuestrada, Clara Leticia Rojas, concebido con un guerrillero, y con un tratamiento claramente instrumentalista.

Es una tendencia generalizada en los medios de comunicación: en la información, el niño es utilizado como objeto para apoyar el hecho noticiable y no como sujeto protagonista de la noticia.

El informe Medios de comunicación y protección de la infancia en contextos de crisis humanitarias analiza el tratamiento que reciben las noticias sobre niños y niñas en los medios e incluye una serie de recomendaciones con enfoque de derechos de infancia para los periodistas.

Repasamos algunos consejos:

  1. Contextualizar siempre un conflicto, evitando que un niño o una niña sea un único referente, ajeno a las circunstancias que lo rodean.
  2. Tener presentes cuáles son algunas de las causas más habituales de sufrimiento de la infancia en todo el mundo son las siguientes: la guerra, la mortalidad prematura, la explotación laboral, la falta de escolarización y la violencia sexual.
  3. Los niños y las niñas tienen derecho a expresarse con libertad y los periodistas no deben mediatizar sus respuestas ni sacarlas de contexto para conseguir mayor efecto sobre la audiencia.
  4. Debe preservarse la intimidad y el derecho a la imagen de los niños y niñas, por lo que siempre se deberá cuidar de no identificar visualmente o de cualquier otra manera al niño o a la niña, y obtener su consentimiento y el de sus padres o tutores para fotografiarle o entrevistarle.
  5. ¿Es necesario el uso de estereotipos sensacionalistas a la hora de elaborar material periodístico que implique a un niño o una niña? No solo no es necesario,no que debe y puede evitarse siempre el uso de imágenes de niños con connotaciones sexuales.
  6. Otro mito a romper: las carencias materiales no hacen peores a las personas, especialmente los niños y las niñas. Por ejemplo, el caso del reclutamiento de los niños soldados siempre es forzado. Los niños y las niñas no deciden libremente alistarse, sino que lo hacen bajo coacción o amenaza, o condicionados por una multitud de factores (abandono, desamparo, sentimiento de venganza, etc.) que les lleva a alistarse en grupos armados.
  7. Para contrastar la información, es importante contactar siempre con las organizaciones de ayuda a los niños y niñas, pues dispondrán normalmente de información de primera mano en paralelo a las informaciones oficiales, a menudo sesgadas.
  8. Los periodistas deben ser contundentes en la condena de cualquier tipo de explotación o maltrato, teniendo siempre visible el interés superior de la víctima, y denunciando los intentos de ocultar la realidad.
  9. Ineludible: no caer en ningún caso en la discriminación por sexo o raza.
  10. Valorar siempre como un problema muy grave el hecho de que algún niño pierda su derecho a la educación y a la salud, por mucho que el conflicto en su entorno pueda hacerlo comprensible.
  11. Se debe evitar que las personas y familias que viven en la pobreza o víctimas de guerras o catástrofes pierdan su individualidad en los reportajes que se les dedican. Los niños y las niñas de estas comunidades tienen todavía menos posibilidades de ser escuchados, ya que hay quien les considera víctimas invisibles o incapaces de actuar, de pensar o de expresarse.

Descargar en PDF el informe Medios de comunicación y protección de la infancia en contextos de crisis humanitarias

DESCARGAR