¿Quién atiende a los niños víctimas de la violencia de género?

Analizamos cuáles son los recursos de protección de la infancia en las principales regiones de España.

05 Junio 2005

María (nombre ficticio) acababa de denunciar a su marido por malos tratos y, acompañada por los policías, se dirigía a un centro sanitario. Mientras tanto, en otro vehículo policial, su hijo era trasladado junto con su padre -el mismo al que María acababa de denunciar-, que llevaba las manos esposadas por motivos de conducta y que más tarde sería ingresado en un calabozo. Poco antes de entrar en prisión, el menor sería testigo de como a su padre le quitaban hasta los cordones de los zapatos. Poco después, en otro coche policial, sería trasladado a un centro de protección de la infancia donde, por otro lado, no habían recibido ninguna notificación previa.

Nadie pensó, hasta ese momento, que quizás todo ese proceso era totalmente innecesario para el bienestar del niño.

El informe Atención a los niños y niñas víctimas de violencia de género analiza por Comunidades Autónomas (Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares, Euskadi, Galicia y Andalucía) cuáles son los recursos con los que cuentan la infancia que convive con el maltrato en el hogar.

Pero el informe también reclama la consideración cómo víctima de los niños y niñas que sufren violencia de género en el hogar. ¿Por qué? Porque ellos también sufren de primera mano la violencia -en muchos casos de manera directa y en otros como testigos- y porque como vícitmas serían atendidos y contemplados por el sistema de protección.

El informe denuncia que si un niño o niña víctima de la violencia de género no es atendido por profesionales tiene más posibilidades de repetir los patrones, tanto de agresor como de víctima.”

Existen toda una serie de consecuencias para la estabilidad del niño asociados al maltrato. Los niños y niñas víctimas de la violencia de género suelen tener problemas de socialización, aislamientos, inseguridad o agresividad, problemas de integración en la escuela, de concentración y disminución del rendimiento escolar, o síntomas de estrés postraumático como insomnio, pesadillas, fobias o ansiedad.

En el estudio se destaca también que, aunque la Ley Orgánica de Protección Integral contra la Violencia de Genero ha favorecido los intereses de los niños y niñas y de sus madres, está aumentando el número de incumplimientos de las medidas acordadas, no sólo por parte del agresor sino por la propia mujer, ya que surge el arrepentimiento y el querer "dar marcha atrás".

Entre las recomendaciones que recoge la investigación, y además del reconocimiento como víctimas, destaca la necesidad de una formación continuada en esta materia para el personal de los centros así como crear asignaturas transversales que eduquen en valores, potenciar programas de inserción socio-laboral para las mujeres víctimas, y aumentar el número de casas de acogida para mujeres en situación de emergencia.

Descarga en PDF el informe estatal Atención a los niños y niñas víctimas de violencia de género

DESCARGAR

Descarga en PDF el informe de Madrid Atención a los niños y niñas víctimas de violencia de género

DESCARGAR

Descarga en PDF el informe de Islas Baleares Atención a los niños y niñas víctimas de violencia de género

DESCARGAR

 

Descarga en PDF el informe de Cataluña Atención a los niños y niñas víctimas de violencia de género

DESCARGAR

Descarga en PDF el informe de Galicia Atención a los niños y niñas víctimas de violencia de género

DESCARGAR

Descarga en PDF el informe de Comunidad Valenciana Atención a los niños y niñas víctimas de violencia de género

​DESCARGAR