Ser menor de cinco años en el mundo

Analizamos los últimos datos sobre el Estado Mundial de las Madres 2009

29 Mayo 2009

La situación de la infancia temprana es el tema central del informe sobre el Estado Mundial de Madres 2009, en el que se analiza las cuestiones fundamentales para niños de 0 a 5 años, tanto en países desarrollados y como en países en desarrollo. Esta etapa es fundamental en el desarrollo cognitivo de las personas. De hecho, a la edad de tres años, ya se ha conformado aproximadamente el 85% de la estructura cerebral. Por ello es fundamental proporcionar un cuidado y estímulos adecuados durante este período.

El informe compara los 25 países más ricos a partir de 10 factores relevantes en la atención a la infancia temprana. Suecia es el único país que cumple con los diez indicadores, Canadá e Irlanda tan sólo cumplen uno, mientras que España junto con Estados Unidos, México y Suiza únicamente cumplen tres.

España cumple tres factores

  •  Servicios acreditados y financiados de educación temprana para al menos el 80% de los niños menores de 4 años, por un mínimo de 15 horas semanales. España está a la vanguardia de Europa en escolarización de niños entre 3 y 5 años con tasas cercanas al 100%.
  • Nivel mínimo de capacitación de todo el personal de atención infantil: al menos el 80% tiene formación específica en el cuidado infantil.
  • Proporción mínima del personal de atención infantil con un alto nivel de educación y capacitación: al menos el 50% del personal de los centros de educación temprana tiene un mínimo de 3 años de educación superior con cualificación reconocida en estudios de infancia temprana o similar.

Sin embargo suspende en los siete restantes. En algunos de forma destacada: la baja por maternidad en nuestro país es de tan sólo 16 semanas para las madres y 15 días para los padres (en Suecia, por ejemplo, es de 68 semanas con entre el 80 y el 90% del salario); no dispone de servicios subvencionados para al menos el 25% de los menores de 3 años, (la proporción de niños menores de tres años que asisten a un centro educativo en España es baja: el 4% para los menores de un año, el 16% para los de un año y el 30% para los de dos años) o la tasa de pobreza infantil relativa, que es de las más elevadas de los países desarrollados, un 24%.

Otros indicadores no los cumple por muy poco, como es el caso de la facilidad de acceso a servicios sanitarios para la población más desfavorecida, ya que de los tres factores que establece Naciones Unidas para este indicador, en dos está levemente por debajo del aprobado: inmunización de niños entre 12 y 23 meses de al menos el 95% (España lo cumple), tasa de mortalidad infantil inferior a 4 por cada mil nacimientos (en España es del 4,1) y una proporción de bebés nacidos con bajo peso inferior al 6% (en España es del 7,1%).

Los otros tres factores: un máximo de 15 niños por cada persona cualificada a su cargo en educación preescolar, inversión de al menos el 1% del PIB en servicios de atención a la infancia temprana y existencia de un Plan nacional de servicios para la infancia temprana, con medidas específicas que prioricen la atención a niños en situación desfavorecida, tampoco son cumplidos por nuestro país.

Índice anual de Bienestar de las Madres

Además del tema central de cada informe, El Estado mundial de las Madres establece cada año un ranking global en función de cómo los países tratan a sus madres. El décimo ranking anual analiza este año 158 países en función de 10 factores relacionados con el estatus educativo, de salud, económico y político de las madres así como con el bienestar básico de sus hijos. 

Este informe muestra cómo invertir en los primeros años de un niño o una niña, y comprometerse con las madres y sus bebés puede cambiar un país. También demuestra lo mucho que tenemos que hacer para proporcionar a los niños y niñas un mejor comienzo en muchas comunidades. Pero es posible conseguirlo”

Suecia, Noruega y Australia se sitúan a la cabeza como los mejores países para ser madre; mientras que Níger, Sierra Leona y Guinea-Bissau son, por ese orden, los tres peores países para ser madre. En Níger 1 de cada 7 mujeres muere durante el embarazo o el parto y 1 de cada 6 niños muere antes de los cinco años. Como media, cada madre de Níger verá morir a uno de sus hijos antes de su quinto cumpleaños. España mejora un puesto con respecto al pasado año, ocupando la posición 11, junto a Francia.

Además de buscar apoyo para la atención infantil temprana, pedimos a los líderes mundiales más recursos para reducir las tasas de mortalidad infantil en todo el mundo y para cumplir el objetivo de proporcionar educación primaria universal. 

Otros datos del informe

  • 75 millones de niños no van a la escuela, bien porque la han abandonado durante los primeros cursos o bien porque nunca han tenido la posibilidad de asistir a ella. 
  • El 40 por ciento de los niños y niñas menores de cinco años de los países en desarrollo (más de 200 millones) no llega a alcanzar su potencial de desarrollo cognitivo a causa de la pobreza, una salud pobre y una nutrición y cuidados deficientes.
  • Cuba y Armenia aparecen como los países en desarrollo que mejor preparan a sus niños y niñas para que obtengan mejores resultados escolares; mientras que los niños se enfrentan a los mayores obstáculos para prosperar en la escuela en Chad, seguido de Afganistán, Burundi, Guinea-Bissau y Mali.
  • Cada año adicional de educación primaria incrementa la productividad futura de una persona entre un 10 y un 30 por ciento, dependiendo del país.
  • En Estados Unidos, el 68% de los niños de 4º grado (2,5 millones) tienen un nivel de lectura por debajo del que correspondería a su curso.

Descarga en PDF el informe sobre el Estado Mundial de las madres 2009

DESCARGAR