Image
educacion_siria_savethechildren.jpg

Un futuro bajo amenaza

El impacto de la crisis de Siria en la educación de los niños: 2,8 millones no pueden ir a la escuela

Nuestras instalaciones educativas en el norte de Siria se han visto afectadas por ataques aéreos, bombardeos y explosiones al menos una vez al mes durante el último año. En el mes de junio los ataque aéreos obligaron al personal a evacuar una de las escuelas que apoyamos mientras que en agosto otra escuela resultó severamente dañada durante otro ataque.

En toda Siria, al menos 3.465 escuelas han resultado destruidas o dañadas, y muchas han sido ocupadas con fines militares. 

Es vergonzoso que la obligación de proteger las escuelas no esté siendo respetada en este conflicto, poniendo en peligro las vidas de niños y de profesores y obligando a millones de niños a quedarse fuera el sistema educativo”

David del Campo, Director de Programas Internacionales.

En estos cuatro años de crisis en Siria la tasa de escolarización en las escuelas ha caído a la mitad desde casi un 100% antes de la crisis; mientras que la escolarización en algunas de las áreas más afectadas como Aleppo, ha caído hasta el 6%. Nuestros programas educativos ponen de manifiesto que las tasas de abandono escolar en los campamentos y las zonas con mayor número de desplazados se eleva hasta el doble en comparación con otras áreas.

Mientras tanto, el trauma y el estrés sicológico severo de los niños sigue en aumento, afectando su capacidad de aprender. La mitad de los niños a los que hemos preguntado en el norte de Siria “raramente” o “nunca” son capaces de concentrarse en clase; un tercio de los niños son incapaces de obedecer las instrucciones de los adultos y casi la mitad de los niños son incapaces de concentrarse en sus deberes. Casi uno de cada tres niños se siente indefenso, el 39% tiene pesadillas frecuentes y el 42% siente triste a menudo. Otro estudio de nuestros estudios confirmó que el 38% de los niños en edad escolar son incapaces de sobrellevar el estrés de su entorno. Los profesores identificaron a más de la mitad de los niños como asustadizos y al 40% como frecuentemente infelices.

Riesgos en la educación también para los niños refugiados

Los niños que han conseguido escapar al conflicto de Siria también están fuera del sistema educativo con consecuencias muy negativas. Se estima que uno de cada diez niños refugiados sirios en la región trabaja, aunque la cifra podría ser mucho más elevada. En una evaluación reciente llevada a cabo en Jordania, el 47% de las familias refugiadas reconocen depender parcial o totalmente de los ingresos de sus niños.

Los niños refugiados también declaran ser víctimas de acoso en las escuelas locales por su procedencia o por la sobrecarga que suponen para los recursos de las escuelas. Los niños de nuestros programas explican que son acosados de camino a la escuela, ridiculizados en clase e intimidados en la puerta de la escuela. Pero además, los niños refugiados también se enfrentan a la dificultad de aprender un programa escolar que no les resulta familiar o incluso a escuchar al profesor en un idioma que no entienden.

Los niños cuentan que son insultados y ridiculizados por algunos profesores en los países de acogida, les dicen que han arruinado su país o que vuelvan a Siria. Otros reciben castigos físicos en la escuela. Tan sólo en Egipto, el 30% de los niños a los que entrevistamos nos contaron que habían sido golpeados por algunos profesores y el 70% que habían recibido abusos verbales”.

David del Campo

Descarga en PDF el informe en inglés Futuros bajo amenaza: el impacto de la crisis de Siria en la educación de los niños

DESCARGAR