¿Un futuro de catástrofes?

Los niños y las niñas serán los más perjudicados por los efectos del cambio climático. Tres datos que lo demuestran.

17 Octubre 2007

La evidencia es clara: el calentamiento global es un hecho probado y su impacto sobre la humanidad será -y está siendo ya- dramático.

El informe Un futuro de catástrofes se centra en el impacto que el cambio climático global tendrá sobre la infancia. El aumento en la frecuencia y severidad de los desastres naturales, las temperaturas extremas, la subida generalizada de los niveles del mar y, en general, todos los efectos previstos del calentamiento lo sufrirán de un modo mucho más intenso las niñas y niños de países en vías de desarrollo.

A pesar del discurso político que asegura que la infancia es nuestro futuro, en la práctica se desconocen los riesgos que el cambio climático supone para la infancia. Sin embargo, cuando valoramos los peligros que supone para las generaciones futuras, nos percatamos de que la necesidad de emprender una acción internacional centrada en la infancia y el cambio climático es crítica.

A continuación presentamos tres grandes cifras analizadas en el informe y que evidencian los terribles efectos del cambio climático en los niños y las niñas de todo el mundo.

1. En la próxima década, 175 millones de niños y niñas se verán afectados cada año por desastres naturales provocados por el cambio climático.

El Panel Internacional sobre el Cambio Climático alertaba en 2007 de que la exposición al cambio climático “tendrá efectos negativos sobre la salud de millones de personas, especialmente la de aquellos con menor capacidad de adaptación, como la infancia, que experimentará mayores problemas de malnutrición y de las enfermedades que ello conlleva.

2. El porcentaje de la población mundial expuesta a la malaria, una de las mayores causas de muerte entre los menores de 5 años, crecerá entre un 45% y un 65% por ciento en los próximos 100 años debido al cambio climático.

La malaria es ya una de las principales causas de muerte infantil y es especialmente peligrosa para las embrazadas. Su terrible incidencia esta directamente relacionada con las sequías extremas, el calentamiento, las inundaciones y los cambios en los períodos de lluvias.

 

3. En 2010, habrá 50 millones de "desplazados medioambientales", la mayoría de los cuales serán mujeres y niños.

Se estima que los desastres naturales -intensificados por los efectos del cambio climático- provoquen un número de refugiados y desplazados medioambientales sin precedentes. Las regiones que más dependen de la agricultura serán las más afectadas. La migración ambiental es más acusada en el África Subsahariana pero el fenómeno afecta también a millones de personas en Asia e India. Dada la demografía de los países con mayor posibilidad de sufrir este tipo de desplazamientos y la composición tradicional de las poblaciones desplazadas, la mayoría de los afectados serán mujeres y niños.

Una realidad que está afectando también a países del sur de Europa como España, como apunta en el informe Juan Negrillo, experto medioambiental y representante en España del movimiento de sensibilización impulsado por Al Gore, "están llegando a nuestro país muchísimas pateras pero no es nada comparado con lo nos espera (…) debido al hambre. Las variaciones del clima afectan a los cultivos, a los animales y a la salud humana: nuevas enfermedades no propias de nuestro país".

Descarga en PDF el informe Un futuro de catástrofes

DESCARGAR