Image
#QueNadíeQuedeAtrás Fotos de políticos de pequeños con mascarilla

  

  

#quenadiequedeatrás

¿Y si la infancia de los políticos hubiera estado marcada por la crisis del coronavirus?

Cuando eras pequeño deseabas que llegase el verano para pasar las tardes jugando en el parque con tus amigos y no tenías más preocupaciones que ir al colegio y hacer los deberes. El verano de los niños y niñas de hoy, especialmente el de los más vulnerables, estará marcado por el miedo a un virus desconocido, la preocupación al ver que sus padres y madres se quedan sin trabajo o la incertidumbre de no saber si los colegios abrirán en septiembre.

Ninguno de los partidos políticos ha defendido de manera contundente a la infancia y a las familias en situación de pobreza, los colectivos que peor lo están pasando en la crisis económica y social del coronavirus. Por todo ello, llevamos la pandemia a la infancia de los líderes políticos. Hemos puesto una mascarilla a las fotografías de pequeños de Pedro Sánchez, Pablo Casado, Pablo Iglesias, Santiago Abascal o Inés Arrimadas para que se pongan en la piel de los niños y niñas que están sufriendo las consecuencias de esta emergencia.

Con nuestra campaña #QueNadieQuedeAtrás queremos denunciar la falta de compromiso político con la infancia y las familias vulnerables durante la emergencia del coronavirus.

La crisis ha hecho que muchos padres y madres se queden sin trabajo. Las familias con menos recursos ahora tienen muchas más dificultades para dar de comer a sus hijos e hijas.

Además, muchas familias en pobreza no tienen acceso a internet o no tienen dispositivos para que los niños y niñas puedan continuar con su educación de manera online, ahora que los colegios permanecen cerrados. ¿Qué sucederá con estos alumnos en desventaja?

¿Y qué pasará con los niños y niñas que en esta crisis están confinados con su agresor, sufriendo distintos tipos de violencia como el maltrato o el abuso sexual en la misma vivienda? Durante el confinamiento ha aumentado el estrés en los hogares y muchas familias están en una situación límite.

ÚNETE A LA CAMPAÑA #quenadiequedeatrás

Los líderes políticos deben tomar medidas urgentes para paliar los efectos que la emergencia por coronavirus está teniendo en las familias en situación de pobreza.

Firma la petición para pedirle al Gobierno de España y a los líderes de los partidos políticos que defiendan a la infancia y a las familias más vulnerables. Los colectivos con menos recursos son los más afectados por la crisis económica y social.

Image
Pobreza en España - Niño solo apoyado a una mesa

haz que la crisis no deje atrás
a ningún niño o niña

Únete, firma nuestra petición

5.569 personas ya han firmado.
Ayúdanos a llegar a 10.000.
Nueve dígitos. No utilices espacios

¿Y si la infancia de los políticos hubiera estado marcada por la crisis del coronavirus?

Image
Pedro Sanchez - #Quenadiequedeatrás

La infancia de Sánchez, Casado... con mascarilla

Hagamos que los políticos se pongan en el lugar de los niños y niñas que sufren la pandemia...

Image
Niños y niñas preguntan a políticos sobre coronavirus

Los niños y niñas exigen respuestas a los políticos

Lucas, Victoria, Leo y Olivia quieren saber que medidas han pensado los lideres para protegerles...

Image
Respuestas políticos twitter #QueNadieQuedeAtrás

Los políticos contestan las preguntas de niños y niñas

Descubre las respuestas en redes sociales de los políticos y qué medidas plantean.

¿QUÉ PEDIMOS AL GOBIERNO Y A LOS PARTIDOS POLÍTICOS?

•    Garantizar que todas las familias con hijos e hijas a cargo, incluidas aquellas de origen migrante en situación irregular, tengan los ingresos suficientes para cubrir las necesidades mínimas de crianza, bien a través de un Ingreso Mínimo Vital con perspectiva de infancia, o bien con transferencias específicas como la prestación por hijo a cargo
•    Que en todas las medidas de recuperación se tenga en especial consideración a la situación de las familias monoparentales, en su mayoría formadas por madres solas con hijos a cargo. 
•    Aprobar de manera urgente la Ley Orgánica para la Protección de la Infancia y Adolescencia frente a la Violencia para reforzar los equipos, medios y recursos de detección y protección frente a la violencia que niños y niñas hayan podido sufrir durante el confinamiento.
•    Establecer un programa de refuerzo escolar durante el curso para fomentar la vinculación con la escuela y reducir la brecha de aprendizaje entre el alumnado más desfavorecido.
•    Regularizar a la infancia tutelada que haya cumplido la mayoría de edad durante el estado de alarma, reforzar los recursos de emancipación y post-tutela de estos jóvenes y reanudar las tramitaciones de las peticiones de asilo y los permisos de residencia.