Image
rs96692_20150318-ds7a9725hh-lpr.jpg

Niños migrantes

  

Millones de niños se desplazan de un lugar a otro, dentro y fuera de sus fronteras, acompañados por una personas adulta, por su padre o por su madre. En muchos casos, los niños viajan solos, sin nadie que les proteja, siendo especialmente vulnerables frente a la explotación, el abuso o cualquiera de las distintas formas de violencia. Son niños y niñas que forman parte de un movimiento mucho mayor de población migrante que tiene lugar en todo el mundo.

Los niños migran por una infinidad de razones, voluntarias e involuntarias. Hay veces que viajan a otros lugares en busca de las oportunidades que no encuentran en su propio país. Otras veces, los niños son forzados a desplazarse bien por causas como la pobreza, la violencia o los desastres naturales o porque se convierten en víctimas de tráfico o explotación. Hay niños que sin ser forzados a abandonar sus países, son empujados a vivir en la calle.

Trabajamos para erradicar las causas que obligan a los niños y sus familias a huir, como la pobreza y la violencia. Nos esforzamos por garantizar el bienestar de los niños y niñas afectados por cualquier tipo de proceso migratorio, tanto en su país de origen como en su destino, y para que la sociedad no tolere la vulneración de sus derechos. Incidimos sobre los Gobiernos y las instituciones para que refuercen los sistemas de protección, especialmente en el caso de los menores migrantes no acompañados.