Image
Atendiendo a la infancia migrante que llega a nuestras costas

5 años de la muerte de Aylan Kurdi

  

Hoy se cumple un aniversario muy triste. Hace cinco años el pequeño Aylan (Alan) Kurdi, un niño refugiado sirio de tan solo tres años de edad, fue hallado sin vida en las costas turcas. Esta imagen dio la vuelta al mundo y nos hizo estremecernos a todos. 

Desde Save the Children denunciamos que en los últimos cinco años Europa ha dado la espalda a 210.000 niños y niñas refugiados no acompañados que han buscado asilo dentro de nuestras fronteras. Además, señalamos que muy pocos menores han logrado obtener el estatus de refugiado durante este tiempo y que la mayoría han escapado por miedo a ser deportados o para reunirse con sus familias. A día de hoy, hay un número indeterminado de niños y niñas en Europa fuera de los mecanismos de registro, lo que les hace ser invisibles para el sistema de protección y estar enormemente expuestos a la explotación y el abuso. Así lo revelamos en nuestro último informe ‘La protección de la infancia migrante y refugiada en Europa’.

Cinco años después, la gran mayoría de las promesas políticas no se han llevado a cabo y alerta de que en este periodo de tiempo al menos 700 niños y niñas como Aylan han perdido la vida en el mar ante la impasividad de Europa. Del mismo modo, los países europeos y del resto del mundo no han logrado un acuerdo sobre los mecanismos de distribución de responsabilidades para los refugiados y los migrantes, un asunto fundamental para proteger las vidas de innumerables niños y niñas. 

Vistos los limitados esfuerzos realizados en los últimos cinco años, y de cara a la adopción del próximo Pacto Europeo de Migraciones y Asilo, desde Save the Children instamos a la UE y a sus líderes a que tomen medidas urgentes para garantizar la seguridad de estos niños y niñas. Pedimos que se prohíba la detención de los menores en las fronteras, que se les proteja de inmediato cuando llegan a Europa y que se agilicen los trámites para que puedan reunirse con sus familias en un plazo de tres meses. Por último, señalamos que con más y mejores vías legales de migración se podrían evitar muertes como las de Aylan.

Desafortunadamente, a día de hoy sigue habiendo víctimas inocentes. Trabajamos cada día apoyando a las niñas y los niños migrantes y refugiados, ayudándoles y defendiendo sus derechos y garantizando su protección. Ya sea en campamentos, ayudando a la infancia en movimiento, o en centros de acogida, nuestros compañeros y compañeras están junto a la infancia refugiada de países como Siria, México o Myanmar, países afectados por la violencia y los conflictos armados.

Image
Aylan-Aniversario

nunca más
un viaje como el de aylan

Hazte socio ahora. Elige tu cuota
Cantidad mensual

Podemos dar atención médica para 12 niños y niñas durante un mes.

Podemos dar atención médica para 15 niños y niñas durante un mes.

Podemos dar atención médica para 18 niños y niñas durante un mes.

Cantidad puntual

Tus cuotas de socio tienen beneficios fiscales. Podrás desgravarte hasta un 80% de tu donación.

Nuestro trabajo a nivel internacional

Siria

Perseguidos por bombas y los disparos, más de seis millones de refugiados sirios han huido de su país de origen. Lamentablemente, dos de cada tres niños han sufrido una pérdida relacionada con la guerra: perdieron a un ser querido, les bombardearon la casa o sufrieron heridas. La mitad de los niños y las niñas sirios ya no están en la escuela, perdiendo su derecho a una educación de calidad, la estabilidad y la amistad de sus compañeros de clase.

En Save the Children llevamos décadas trabajando en Oriente Medio. Desde 2012 desplegamos nuestros equipos de emergencia para llevar a cabo intervenciones humanitarias en Jordania, Líbano, Irak, Egipto y Siria. Nuestra respuesta actual se centra tanto dentro de Siria como en los países cercanos para intentar cubrir las necesidades básicas de los refugiados. Nuestra intervención se basa principalmente en proporcionar a la infancia siria apoyo educativo y emocional, protección y alimentos y bienes de primera necesidad.

Crisis rohingya en Bangladés

Desde agosto de 2017, Bangladés ha visto una llegada sin precedentes de refugiados rohingya huyendo de la violencia y persecución en el estado de Myanmar. Se estima que más de medio millón de personas han cruzado la frontera huyendo del horror y la violencia, y casi el 60% de esos refugiados son niños y niñas

Trabajamos cada día en los campos de refugiados rohingya para proporcionales protección y asistencia psicológica. Hemos instalado espacios seguros donde los niños y las niñas rohingya pueden jugar, olvidar los horrores que han vivido e intentar volver a una vida plena. Además, tenemos una Unidad de Salud en Emergencias, un equipo internacional de médicos, enfermeras y expertos que les proporciona atención sanitaria y nutricional.

Centroamérica

Miles de niños y niñas en Centroamérica migran cada día hacia EEUU huyendo de situaciones horrorosas relacionadas con la pobreza y la violencia en sus países de origen.

Los menores migrantes se ven expuestos durante el camino a la violencia, las violaciones o la trata de personas: algo que ningún niño o niña debería vivir. Cuando llegan a la frontera con Estados Unidos el panorama no es mejor: separación de los menores de sus padres, albergues desbordados, gases lacrimógenos y amenazas militares.

En Save the Children trabajamos a ambos lados de la frontera entre EEUU y México para proteger a la infancia en movimiento. En México atendemos a niños y niñas migrantes y refugiados procedentes de Centroamérica. Hemos instalado espacios seguros permanentes en las ciudades de Tapachula y Tijuana. En ellos lleva a cabo atención psicosocial, campañas de salud y talleres de medios de vida. Además, trabajamos con los niños y las niñas migrantes y refugiados una vez que llegan a Estados Unidos. Nuestro trabajo en la frontera se centra en brindar ayuda humanitaria inmediata a la infancia y las familias recién llegadas.

Nuestro trabajo en España

En España trabajamos en coordinación con otras organizaciones y con las administraciones públicas para atender las necesidades específicas que vive la infancia migrante. Gran parte de nuestro trabajo se centra en proteger, informar y asesorar a los menores sobre sus derechos..
El año pasado terminó con 32.513 llegadas en territorio español por vía marítima y terrestre de personas migrantes que huyeron de la pobreza y la violencia. Nuestra organización atendió directamente a 3.713 niños, niñas y adolescentes. Muchos de ellos estabansolos, sin ningún familiar adulto cerca y en situación de desamparo.

Además, desde el verano de 2019, contamos con un servicio gratuito (Help Line) de asesoramiento legal y administrativo para niños, niñas y adolescentes sin referente familiar que, posteriormente, vamos a ampliar para  los profesionales que intervienen con ellos.

Cinco años después de la muerte de Aylan Kurdi, los niños y las niñas siguen muriendo a las puertas de la Unión Europea mientras el mundo mira hacia otro lado. No queremos que lo que le ocurrió al pequeño Aylan se repita.