Image
ciclon-rohingya.jpg

El ciclón Bhola

Hace 48 años, el ciclón Bhola, el ciclón más mortífero registrado en Bangladés, se llevó por delante la vida de más de 500.000 personas con vientos de hasta 240 kilómetros por hora. Si esta situación se repitiera hoy, el 95% de los refugios rohingya que hay en Cox’s Bazar serían incapaces de resistir, ya que no pueden soportar vientos ni de 80 kilómetros por hora.

Este aniversario del ciclón Bhola debe servirnos como recordatorio de los peligros a los que se enfrentan los refugiados rohingya. Estamos especialmente preocupados por los niños y niñas porque en los desastres naturales, como en cualquier emergencia, corren un gran riesgo.

Una emergencia que no deja de crecer

En los últimos 15 meses, más de 725.000 rohingya han llegado a la zona de Cox’s Bazar huyendo de la violencia de Myanmar. Más de la mitad de todas estas personas, aproximadamente 400.000, son niños, niñas y adolescentes que se encuentran en una situación de extrema vulnerabilidad. Este éxodo masivo ha provocado una situación de hacinamiento en el mayor campo de refugiados del mundo, donde a diario siguen llegando miles de personas.

Si bien es cierto que se ha producido una mejora en las condiciones de vida y en las infraestructuras en Cox’s Bazar, aún es necesario invertir y mejorar los refugios para que los rohingya, especialmente los niños y niñas, estén protegidos en caso de ciclón.

Llevamos meses proporcionando a los niños y niñas protección en espacios seguros para la infancia, educación en escuelas temporales, alimentación, zonas en las que poder asearse y asistencia sanitaria. Nur* es uno de los niños que hemos atendido. Tiene 11 años y nació con un problema de sordera parcial. 

 

Cada día siguen llegando menores, muchos de ellos sin compañía de un adulto, a los campamentos y la organización les ayuda a reencontrarse con sus familiares.

Preparados para la llegada del ciclón

Hemos desarrollado un plan de acción en caso de ciclón. Nos hemos desplegado en puntos clave del campamento rohingya y llevamos semanas realizado actividades de sensibilización con las familias para que sepan los pasos a seguir en caso de emergencia.

Desde agosto de 2017, hemos llegado a más de 600.000 refugiados rohingya en la zona de Cox’s Bazar, incluyendo a 350.000 niños, niñas y adolescentes. Sabemos que esto no es suficiente, por eso seguimos trabajando sin descanso para atender las necesidades más urgentes de los niños y niñas rohingya.

Si puedes dona y ayúdanos a llegar a más niños y niñas.

Quiero ayudar