Haití: un mes después de la tragedia

04 Noviembre 2016

Hace ya un mes de la llegada del huracán Matthew a las costas de Haití. Los habitantes de estas zonas intentan volver a la normalidad, pero esto está resultando muy complicado al tener en cuenta la situación en las que sus comunidades se encuentran. Una de ellas, Fond Icaques, en la región de Beaumont en el sur de Haití, ha estado casi aislada desde el desastre.

Anais* vive con su marido en Fond Icaques, en una de las casas que fue arrasada durante el huracán. Con ellos viven sus nietos Jeanne*, de 6 años, y Mathieu*, de 3. Desde el desastre su marido, que era agricultor, no ha podido trabajar, y ella, que hacía la colada para oras familias, también se ha quedado sin trabajo. Ahora mismo está preocupada por la situación de sus nietos, al no poder ofrecerles ni un techo decente.

Cuando los niños estaban enfermos podíamos llevarles a Corail o al centro médico en Carrefour, pero ahora no podemos hacerlo. Desde el huracán, los dos están enfermos de gripe y Jeanne tiene un bulto en el cuello”

Anais

 Las familias tras el desastre

La familia Ocieus tuvo que ir a refugiarse del huracán Matthew en una iglesia cercana de su casa, que no iba resistir el fuerte viento. Gaby*, de 16 años, y Cassanne*, de 12, nos contaban cómo, con una lona sobre la cabeza, los cinco niños corrieron entre lágrimas.

Estábamos gritando y llorando porque el viento levantaba la lona mientras nosotros nos agarrábamos desesperados a ella para proteger nuestras cabezas. Teníamos miedo de que el viento nos llevara”

Gaby y Cassanne

Tras una noche terrorífica dentro de la iglesia, volvieron al día siguiente a su casa para encontrarse que solo un par de paredes habían aguantado el paso del huracán. Unos días después, fueron a ver su escuela, que había resultado gravemente afectada. Aún no saben cuándo volverá a abrir sus puertas.

Preferiríamos estar en la escuela antes que en casa. La escuela es muy importante porque es el sitio donde aprendes para poder ayudar a tu familia en el futuro. Sanite quiere convertirse en una famosa cocinera en el futuro, para preparar tartas para los grandes eventos. Ginette quiere ser enfermera”

Gaby y Cassanne

La comunidad de los Ocieus en Font Icaques tiene una nueva cara desde el huracán. Los jardines han desaparecido, muchos árboles han sido arrancados y la normalidad parece que va tardar mucho en llegar.

 

Save the Children en las regiones apartadas de Haití

Tras el paso del huracán Matthew, desde Save the Children hemos puesto en marcha diferentes operaciones por toda la isla. Nuestra Unidad de Emergencias Sanitarias con base en Camp Perrin, en el dentro de la península de Tiburón, ha dispuesto tres clínicas móviles que operan a través de las regiones de Sud y Grand Anse, donde se encuentra Fond Icaques. Esta unidad de emergencias se ha desplegado siguiendo la necesidad de atender a todos aquellos que viven en zonas de difícil acceso y que no han recibido atención médica desde el huracán.
Las clínicas móviles llevan médicos, enfermeros, farmacéuticos y orientadores de lactancia materna a estas áreas tan necesitadas, tratado a más de 1500 personas en el curso de 8 días.


 

Nuestro trabajo en Haití aún no ha terminado y para poder seguir atendiendo a todos los afectados necesitamos tu ayuda. Con tu donación podemos llegar a más familias como los Ocieus o los nietos de Anais.

DONA AHORA