Los libros de texto deberían ser gratuitos

10 Septiembre 2015

En los últimos ocho años, el gasto medio por hogar en enseñanza se ha incrementado en un 33,3%. Esta cifra nos parece especialmente preocupante puesto que muchas familias no tienen capacidad para afrontar este tipo de gastos, y un niño sin el material escolar adecuado, está en una situación de vulnerabilidad y desventaja social.

La vuelta al colegio en septiembre conlleva un gran esfuerzo económico para muchos hogares

Por eso debemos pedir a las administraciones públicas que garanticen y aumenten las ayudas para libros de texto y material escolar, fomentando así el derecho a una educación de calidad para todos los niños. En esta ocasión nos hemos unido, junto a UNICEF, a la petición del Defensor del Pueblo de promover la gratuidad y la reutilización de los libros de texto para aliviar la carga económica que la adquisición de estos materiales supone para las familias.

Todos sabemos que la educación en España es gratuita y universal... ¿seguro? Tal y como mostramos en el informe Iluminando el Futuro sobre pobreza educativa en España, es necesario que el sistema educativo busque un enfoque inclusivo. Debemos eliminar las barreras que obstaculizan la igualdad de condiciones en el acceso, es fundamental para hacer frente a la pobreza infantil.

Invertir en educación es invertir en infancia

En este contexto, las políticas educativas deben proporcionar a todas las niñas y niños los recursos y condiciones necesarias para alcanzar la igualdad de oportunidades en el acceso a los conocimientos y competencias que proporciona la educación, así como a conseguir el máximo desarrollo de su potencial. Junto a UNICEF advertimos de que tanto las aportaciones del Estado para las ayudas a libros de texto como las procedentes de las comunidades autónomas se han reducido en un 45,2% desde 2008.

Los Presupuestos Generales del Estado para 2016 contemplan una partida de 24 millones de euros para ayudas a gastos de material didáctico. Se trata de un dato positivo, pero claramente insuficiente. Por ello, UNICEF y Save the Children pedimos a todas las administraciones e instituciones que pongan en marcha las medidas necesarias para conseguir la gratuidad y promover sistemas universales de préstamo y reutilización de los libros de texto.

Debemos #InvertirEnInfancia para acabar con la pobreza infantil. Si opinas igual, te invitamos a firmar nuestra petición para luchar contra la pobreza infantil.

firma ahora