Image
rs82984_dscn0588-lpr.jpg

¿Qué estamos haciendo en la crisis del ébola?

Guinea, Liberia y Sierra Leona están luchando contra el mayor brote de ébola jamás visto. La Organización Mundial de la Salud lo ha declarado como emergencia sanitaria mundial. Ya ha afectado, como mínimo, a 4.293 personas y ha costado la vida a 2.296. A menos que se controle la epidemia, podría extenderse al resto de la región y poner en riesgo más vidas; muchas de ellas de niños.

¿Qué es y cómo está afectando a la población?

El ébola es un virus muy contagioso, y con alta tasa de mortalidad, que se transmite a través del contacto directo con fluidos corporales de otras personas infectadas y animales, incluso después de muertos. No hay vacuna, cura o tratamiento específico. La asistencia que se presta a los enfermos es sintomática y debe hacerse bajo medidas extremas de seguridad que dificultan la atención al paciente. Su incumplimiento puede llevar al contagio del personal sanitario: en el brote epidémico actual un 14% de los fallecidos son personal sanitario que atendió a personas infectadas o casos sospechosos.

Actualmente el ébola ha superado las limitadas capacidades de tratamiento en el país, dando lugar a un sentimiento de pánico de brote epidémico descontrolado. Los centros de gestión existentes están saturados y sin personal suficiente, y los servicios básicos a los pacientes - como agua, alimentos y ropa - son inadecuados. Hay además casos no confirmados de personas muertas a causa del ébola en comunidades sin haber sido trasladadas a instalaciones sanitarias. Hay una necesidad urgente de ampliar el espacio disponible y formar al personal de los centros de tratamiento para atender las necesidades existentes.

¿Qué estamos haciendo?

Desde el inicio de la crisis, hemos realizado un seguimiento y análisis de la evolución de la misma en Guinea, Liberia y Sierra Leona, los tres países inicialmente afectados, y ha puesto en marcha una línea de respuesta orientada principalmente a la sensibilización de la población. El objetivo del trabajo allí es la prevención del contagio para evitar la propagación de la enfermedad, a través de:

  • La formación de profesorado, personal sanitario y organizaciones locales en medidas de protección;
  • Distribución de kits de protección en escuelas, incluyendo jabón, escobas, guantes, tazas, cloro, cubos, barreños o pequeños hervidores individuales;
  • Diseminación de mensajes por radio, imprimiendo posters y utilizando, en resumen, cuantos medios estén disponibles para informar a las personas de cómo protegerse contra el virus y evitar el contagio;
  • Distribución de equipo médico básico en Centros de Salud incluyendo guantes, líquidos, jabón, cubos, tratamientos de rehidratación, medicinas y antibióticos para tratar los síntomas;
  • Prestación de atención directa en apoyo psicosocial a familiares de fallecidos y a supervivientes de la enfermedad.
  • Apoyo a los sistemas comunitarios de protección en el seguimiento de casos en comunidades evitando que niños/as que han perdido a sus padres, queden desatendidos o resulten estigmatizados.

¿Cómo puedes ayudar?

La crisis del ébola ha alcanzado un momento crítico. Desde que empezó Save the Children en Sierra Leona, Guinea y Liberia ayudando a cientos de miles de personas, proporcionándoles ayuda material, apoyo psicológico y asistencia médica.

Pero queremos aumentar nuestros esfuerzos ya que el número de casos sigue creciendo. Para ello reclamamos la solidaridad social para poder seguir ayudando a los afectados. Colabora con nuestro trabajo en la crisis del ébola.

DONA AHORA