Se crea la Comisión permanente no legislativa de Derechos de la Infancia y la Adolescencia

16 Marzo 2016

Estamos de enhorabuena, el pleno del Congreso de los Diputados aprobó ayer con 333 votos a favor la creación de una Comisión permanente no legislativa de Derechos de la Infancia y la Adolescencia. Es una buena noticia que todos los partidos del Congreso hayan apoyado esta iniciativa que desde Save the Children llevamos tiempo apoyando.

¿Qué es una comisión permanente no legislativa?

Las comisiones permanentes no legislativas son un espacio que se crea dentro del Congreso donde, un grupo de diputados, se reune con frecuencia para tratar temas que se consideran relevantes. En este caso, la infancia. Eso es muy importante, ya que esta comisión deberá garantizar que todas las leyes, políticas, mecanismos, planes, programas y presupuestos estén en alineados con el interés superior del menor, y que cumplan con toda la legislación nacional e internacional de derechos del niño. Asimismo, el Senado decidió ayer tomar en consideración la creación de una comisión dedicada a infancia y desde Save the Children instamos a la Cámara Alta para que secunde la iniciativa.

La creación de estas comisiones supone un gran avance en la defensa de los derechos de los niños y niñas porque permitirán que todos los problemas que afectan a la infancia y a la adolescencia en España sean incluidos en la agenda permanente de las cámaras y de forma estructural.

Generando cambios desde la incidencia política

En Save the Children trabajamos para que se respeten los derechos de todos los niños y niñas, tanto en España como en cualquier otro país. Gran parte de nuestros esfuerzos se centran en tratar de influir en la agenda política y en el proceso de toma de decisiones para conseguir cambios y mejoras para todos los niños y las niñas. Protegerlos y garantizar su bienestar debe ser un objetivo de toda la sociedad y es una obligación del Estado. 

Junto a la pobreza infantil, encontramos que la infancia en España tiene más necesidades que los gobiernos deben solventar. No contamos con un sistema judicial y legislativo que enfoque la violencia contra la infancia de forma integral (faltan profesionales especializados en infancia), ni tampoco con una Ley específica que proteja a los niños de toda forma de violencia. A todo esto debemos añadir la situación en la que viven los niños migrantes, que siguen siendo extremadamente vulnerables ante todo tipo de abusos. 

Estos son sólo algunos retos que deberá enfrentar la próxima legislatura en favor de los derechos de los niños y niñas. La creación de estas dos comisiones permanentes supondrá un gran impulso para las políticas públicas de infancia en nuestro país. 

SÚMATE A NUESTRAS CAMPAÑAS