Un primer paso en la protección de niños y niñas

12 Septiembre 2017

Esta tarde algo importante sucede en el Congreso de los Diputados; algo que supone un primer paso en la lucha contra la violencia contra la infancia. En el Pleno de esta tarde se vota la Proposición No de Ley en la que todos los grupos parlamentarios exigen al Gobierno que, en el plazo máximo de un año, inicie los trabajos necesarios para la aprobación de una Ley Orgánica por la Erradicación de la Violencia contra la Infancia en esta legislatura. 

Esto significa que, a partir de hoy, comienza la cuenta atrás para que el Gobierno cumpla con su compromiso de proteger a la infancia frente a la violencia.

¿Cuál es la situación actual de la legislación en materia de violencia contra la infancia?

Actualmente nuestra legislación está dispersa en distintas normas y no ofrece una respuesta unificada a un problema tan grave como es la violencia contra la infancia. De hecho, el Comité de Derechos del Niño (el grupo de expertos internacionales que velan por el cumplimiento de la Convención de Derechos del Niño) ya anunció a España en su último informe en 2010 la necesidad de ésta Ley.

¿Cuál es la situación de los niños?

La situación de violencia contra niños y niñas en España es muy grave. Los últimos datos de los que disponemos son de 2016 y revelan que:

  • 4.061 menores fueron víctimas de malos tratos en el ámbito familiar, de los cuales un 65% fueron niñas y un 34% niños
  • 45 menores fueron víctimas de intentos de homicidios/asesinatos, de los que, lamentablemente, 15 fallecieron
  • 4.393 menores de edad fueron víctimas de delitos contra la libertad sexual, de los cuales un 76% fueron contra niñas y un 23% contra niños
  • La mitad de todas las víctimas de delitos contra la libertad sexual fueron niños, cifra por sí suficientemente grave, más si tenemos en cuenta la gravedad y lesividad de estos delitos

Si estos datos son de por sí preocupantes, adquieren un nuevo significado cuando se conoce que se trata únicamente la punta del iceberg, ya que la mayoría de los casos son silenciados y jamás llegan a ser conocidos por las autoridades. 

¿En qué estamos fallando?

Como sociedad no sólo estamos fallando a la hora de prevenir la violencia, tal y como demuestran los datos, sino también en la detección de los casos y en la restauración en derechos de las víctimas

España se caracteriza por: 

  • Una escasa formación de los padres en parentalidad positiva y formas de disciplina respetuosas con los derechos de la infancia
  • No preparar lo suficiente a los profesionales que trabajan con niños y niñas en la detección de la violencia 
  • Un sistema judicial que no se adapta en absoluto a las necesidades de los menores y en numerosas ocasiones los revictimiza de forma innecesaria y dañina 
  • Como norma general, no atender ni creer a los niños y niñas cuando cuentan y denuncian lo que les está ocurriendo. 

Todo esto hace que nuestros niños y niñas no estén realmente protegidos frente a todas las formas de violencia y sus consecuencias. De ahí la importancia de que esta ley Orgánica por la Erradicación de la Violencia contra la Infancia salga adelante y plasme un compromiso nacional y social para erradicar la violencia contra la infancia. 

¿Qué debe abarcar la Ley de Violencia?

Esta ley debe abarcar aspectos de prevención, detección, intervención y restauración de derechos, e involucrar a todos los agentes que participan en la vida de niños y niñas, desde las familias al poder judicial, pasando por las escuelas o los centros sanitarios. Por otro lado, esta ley debe ir acompañada de una Estrategia integral que permita su implantación en todas las esferas y ámbitos de las administraciones públicas, que deben trabajar de forma coordinada y específica en la erradicación de la violencia.

Esperemos que ésta votación sea el primer paso firme en el camino que lleve a una sociedad libre de violencia contra la infancia. Desde Save the Children estaremos vigilantes, con vuestra ayuda y apoyo, lucharemos para que el compromiso que hoy se hace público, se cumpla.

Más de 160.000 personas han firmado nuestra petición. Si todavía no has firmado, suma tu apoyo.

Firma nuestra petición