Consejos para estudiantes frente al bullying o acoso escolar

21 Septiembre 2015

Hace tiempo que se repite. Entras en clase y el mismo grupo de siempre te mira, te insulta, se empieza a reír. Al principio pensaste que acabarían cansándose, que era mejor no decir nada a nadie, sentarte en tu mesa. Aguantar.

Pero pasan las semanas y todo sigue igual. Peor. Ahora hay más niños riéndose, también está Paula, Javi e incluso te ha parecido notar que a Juan también se le escapa la risa. Estás desesperado, desayunas con ganas de vomitar. Tu padre te mira y te pregunta si pasa algo. “No, no pasa nada”, le contestas. No sabes qué decirles, si te acompañan al colegio todo será peor, todo el mundo se reirá de tí.

¿Qué haces?

Aunque ficticio, el relato se basa en lo que sienten los niños y niñas que sufren acoso escolar, una forma violencia entre iguales que se da tanto en la escuela - acoso - como en Internet - ciberacoso - a partir de las relaciones que desarrollan en la vida escolar. Ambas formas suponen para muchos niños y niñas repercusiones negativas en su bienestar, en su desarrollo y en el ejercicio de sus derechos.

No es fácil para ellos encontrar una solución y lo mejor es que los adultos, profesores, padres y madres, estemos atentos a los cambios en su comportamiento. Para apoyarles en el proceso, estos son algunos consejos que podemos compartir con los niños, niñas y adolescentes de nuestro entorno:

Si observas que un compañero o compañera acosa a otro niño o niña:

  • Puede que sientas miedo o rechazo ante esa situación, pero actúa.
  • Si ves que tú solo no puedes ponerle freno y que no es lo más conveniente; pide ayuda a un adulto. Esto no es chivarse, es ser solidario con quien lo necesita.
  • Apoya al compañero o compañera que está siendo acosado. Nadie merece que le traten mal.

Si agredes a algún compañero o compañera:

  •  Pregúntate: “¿Qué es lo que me sucede?, ¿por qué me hace gracia o me siento más fuerte cuando molesto a otras personas?”
  •  Piensa cómo se debe sentir la persona a la que le estás haciendo daño.
  •  Habla de lo que te sucede con algún adulto. Alguien que te escuche y te ayude.
  •  Controla tus emociones para que éstas no te controlen a ti. La violencia no es una buena manera de responder.
  •  Ante las situaciones que te disgustan o te provocan enfado:
    • Toma distancia física de la persona.
    •  Respira profundamente varias veces.
    • Imagina que la rabia se vuelve un papel y lo tiras a la papelera.

Cuando te sientas más calmado, habrás ganado tiempo para pensar en lo sucedido y entonces estarás preparado para hablar con la persona.

Si un compañero o compañera te hace daño con frecuencia y durante un cierto tiempo:

  • Es posible que te sientas triste, temeroso, avergonzado y culpable, porque sufres una situación injusta.
  • No guardes el secreto. Si hay algo que te hace daño, no te lo calles. Hablarlo no es chivarse, es exigir el respeto que todos merecemos.
  • Cuéntalo a tus padres o algún adulto de confianza. Es importante que lo cuentes en el colegio.
  • Procura no estar solo y evita situaciones o lugares que puedan ser arriesgados.
  • No respondas de la misma manera, es decir, agrediendo.
  • En el momento en el que te hacen daño crea un escudo imaginario a tu alrededor que te proteja. Todo lo que te están diciendo rebota como una pelota. Respira, piensa que eres fuerte.
  • Todos tenemos derecho a ser protegidos contra cualquier forma de violencia y a ser tratados con respeto. ¿Qué hacer ante el ciberacoso?
  • Si sufres algún ataque o agresión, no respondas.
  • Guarda los mensajes como prueba. No tienes que abrirlos.
  • Bloquea al remitente.
  • Cuéntaselo a tus padres, tutores, profesores o algún adulto en quien confíes.
  • A través de una página web o servicio de internet puedes poner una denuncia. En todas las redes sociales puedes hacer clic en el botón denuncia.
  • También puedes escribir a la Policía o la Guardia Civil para pedir información o denunciar: www.gdt.guardiacivil.es www.policia.es

Descarga el documento en PDF con los consejos para estudiantes frente al acoso escolar

Descargar

La respuesta ante estos casos de violencia debe ir más allá, en Save the Children creemos que los Gobiernos deben dar una respuesta contundente e integral frente al acoso, no actuar a tirones cuando aparece un caso mediático. Por eso pedimos al Gobierno y a todas las fuerzas políticas que combatan el acoso desde un paraguas más amplio, que definan y aprueben una Estrategia y una Ley específica para acabar con todos los tipos de violencia que sufre la infancia, con medidas concretas, con la coordinación de todos los actores (administraciones, comunidad educativa, padres, niños y niñas, etc.), y con la asignación de un presupuesto.

Acabemos con la violencia contra los niños en España

Firma ahora