Encuesta integral sobre la violencia cotidiana que sufren los menores

11 Julio 2018

Más de la mitad de los niños y niñas afirman haber sufrido algún tipo de violencia o humillación en el colegio, la mayoría burlas, rumores o golpes

Casi uno de cada cuatro afirma haber participado en algún tipo de acto de violencia o humillación a otros compañeros. El acoso en el ámbito escolar es una forma de violencia entre iguales, no es un juego de niños y tiene consecuencias muy graves en su salud física y mental, llegando en algunos casos a provocar el suicidio. Se trata de un fenómeno que sale de los colegios e involucra a los mismos niños en parques, en la calle o en las redes digitales.

Según la encuesta integral sobre la violencia cotidiana que sufren los menores, se da más violencia física entre los chicos (sobre todo entre los más pequeños), frente a las chicas, donde se da más el maltrato psicológico. 

La violencia en el entorno escolar se focaliza más contra determinados niños:

  • El 64% de los menores cree que son los niños o niñas con sobrepeso o gafas los que más lo sufren
  • El 47% cree que son los niños con algún problema o discapacidad física
  • El 42% de los niños cree que también lo sufren los niños y niñas con distinta orientación sexual

El apoyo de los adultos ante los casos de violencia

Tres de cada cuatro menores (en su mayoría niños de 10 a 12 años y niñas) dicen haber contado a algún adulto los comportamientos violentos que han visto en el colegio. La solución más habitual por parte de sus padres o del colegio ha sido hablar con el centro o con el propio acosador para solucionarlo

Violencia machista y violencia en el hogar

Durante el año pasado ocho niños murieron por violencia de género y 24 quedaron huérfanos por el asesinato de sus madres a manos de sus parejas o exparejas.  La violencia machista deja daños psicológicos a veces irreparables en los niños que, junto a sus madres, sufren o son testigos de golpes, gritos, insultos o amenazas de forma continua. Pero esta forma de violencia también afecta a las adolescentes, que la sufren por parte de sus parejas. Según nuestra encuesta, uno de cada cuatro menores de entre 14 y 17 años afirma percibir violencia machista en su entorno.  

La violencia en el ámbito familiar es habitual y especialmente dañina con el menor porque quién está causando el daño es la persona de referencia y quién le debería cuidar y proteger. Además, esta violencia suele normalizarse por parte de los niños y no se reconocen como víctimas.  Uno de cada cinco menores de entre 16 y 17 años muestra temor a la respuesta de sus padres y reconoce haber sido pegado por ellos. El 19% dice haber sentido miedo y el 16% dice que alguna vez le han pegado.

ES URGENTE ACTUAR PARA PROTEGER A LOS NIÑOS Y LAS NIÑAS DE LA VIOLENCIA

Es urgente proteger a los niños y niñas de todos los tipos de violencia a través de la prevención y la sensibilización y poner al servicio de la infancia víctima de violencia mecanismos de denuncia y reparación de los daños ocasionados. Por eso en Save the Children estamos pidiendo a los partidos políticos y al Gobierno de España que promuevan la aprobación de una Ley de medidas integrales que proteja a los niños y las niñas de todas las formas de violencia.

 

Descárgate los resultados de la encuesta (PDF)

Descargar