Image
Ley de Proteccion Infancia violencia Rhodes y Save the Children

Ley de protección de la infancia FRENTE A LA VIOLENCIA ¿Qué cambios hay?

  

APROBACIÓN DE LA Ley de protección de la infancia FRENTE A LA VIOLENCIA: ¿QUÉ CAMBIOS HAY Y EN QUÉ PUNTO ESTAMOS?

Desde Save the Children llevamos años reclamando una ley de protección a la infancia frente a la violencia que proteja a los menores y prevenga los abusos, el acoso o el maltrato.

La Ley Orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia ya es una realidad. Valoramos positivamente buena parte de los aspectos que se han introducido. Tras la aprobación de esta Ley en el Congreso de los Diputados el pasado 15 de abril de 2021 y su sucesiva aprobación en el Senado, ha pasado el último trámite de votación en el Congreso de los Diputado para que pueda empezar a implementarse de manera efectiva. La Ley entró en vigor el 25 de junio de 2021.

¿Por qué es tan necesaria una ley de protección de la infancia frente a la violencia?

La violencia contra la infancia parte de una sociedad que no reconoce los derechos de los niños, las niñas y adolescentes. Necesitamos que se apruebe cuanto antes la ley de protección a la infancia y la adolescencia frente a la violencia para proteger a las víctimas y concienciar a la sociedad de que ninguna forma de violencia contra los niños y las niñas es admisible.

La Ley Orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia supondrá un gran avance para los derechos de la infancia no solo en nuestro país, también a nivel mundial, pues será un ejemplo de ley pionera en esta materia. Los cambios más importantes que conlleva esta Ley son proteger a la infancia y adolescencia en todos los ámbitos donde desarrollan su vida y tener en cuenta todas las fases necesarias en la lucha contra la violencia: prevención (a la que la ley le otorga una gran relevancia y donde se refleja la labor pedagógica de la norma), detección temprana, atención inmediata y recuperación.

CAMBIOS MÁS IMPORTANTES TRAS la aprobación de la ley de protección a la infancia

Desde que comenzó su tramitación parlamentaria, la ley de protección a la infancia ya incluía avances muy importantes como el registro unificado de violencia, el deber de denuncia, la ampliación del cómputo del plazo de prescripción, la previsión de un proyecto de ley para la especialización de juzgados y fiscalía de violencia contra la infancia, la prevención a través de la educación o los protocolos de actuación en todos los ámbitos en los que hay niños y niñas.

Por ejemplo, en la actualidad el plazo de prescripción de un delito de abusos sexuales a menores comienza a correr cuando la víctima cumple 18 años y esta nueva Ley de protección a la infancia prevé que se extienda hasta los 35 años de edad.

Otro gran avance es la capacidad de denuncia por parte de niños y niñas sin necesidad de que se evalúe su madurez. Es fundamental que niños, niñas y adolescentes sean escuchados en todos los procedimientos que les afecten y se establezcan entornos seguros en ámbitos tan importantes como internet, la familia o centros educativos. Del mismo modo, es importante la introducción de mecanismos adaptados, seguros y confidenciales para que la infancia y adolescencia pueda comunicar situaciones de violencia, y que se refuerce la prevención a través de la educación y la formación de profesionales especializados, para dar una atención integral a las víctimas de violencia a través de servicios especializados.

entregamos medio millón de firmas

La aprobación definitiva de la ley de protección a la infancia frente a la violencia viene una demanda social, un compromiso político (se ha avanzado en el trámite de enmiendas y todos los grupos parlamentarios han trabajado durante todo este tiempo para hacer de esta ley la mejor posible, dos gobiernos de signo opuesto han trabajado el texto), y de una evidente necesidad jurídica.

Además, la ley cuenta de un gran respaldo social que se pone manifiesto observando la gran participación a nuestra petición para impulsar esta normativa. Por esta razón en abril de 2021 entregamos en el Congreso de los Diputados 500.000 firmas de personas que reclaman que la Ley Orgánica de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia sea una realidad en nuestro país.

Para proteger a la infancia y la adolescencia es necesario que también se aplique cuanto antes la ley, para que los distintos organismos públicos puedan poner en marcha sus medidas.

Para conmemorar su aprobación, supervivientes de violencia durante su infancia o adolescencia y representantes de las entidades de infancia nos congregamos con el lema ‘La infancia por Ley’ frente al Congreso de los Diputados, junto a la Ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, el Alto Comisionado para la lucha contra la Pobreza Infantil, Ernesto Gascó, así como diputados y diputadas de diferentes partidos.

Las víctimas de violencia no pueden esperar.