Image

Desahucios en España:
la historia de Rachid y su familia

  

En el año de la pandemia, los desahucios en España llegaron a 29.406 según el Consejo General del Poder Judicial. A pesar de las medidas del Gobierno para frenar los desahucios de las familias más vulnerables, las cifras siguen siendo altas y muchas familias con niños y niñas no encuentran alternativas.

Es cierto que hubo una reducción relevante respecto al año anterior, un 45,6%* menos de ejecuciones, pero hay que tener en cuenta que estamos en pandemia y hablamos de miles de familias, muchas con niños y niñas a cargo, que no siempre tienen una alternativa habitacional.

(*Fuente: Consejo General del Poder Judicial)

Desahucios en España: Rachid y su familia

Es el caso de Rachid, de 50 años y con cuatro hijos a cargo, es muy grave. Vive con su mujer e hijos en un municipio de la Comunidad de Madrid. Este núcleo familiar compuesto por seis personas, entre ellas un bebé de pocos meses de vida, obligado esta mañana a dejar su vivienda y de momento no tienen ninguna alternativa para alojarse.

Su familia es una de las beneficiarias del programa 'A tu lado' puesto en marcha por nuestra organización para paliar los efectos de la crisis socioeconómica provocada por el coronavirus. Además, forma parte desde hace más de dos años del programa de atención a familias en situación de vulnerabilidad en nuestro centro en Vallecas (Madrid), donde sus hijos reciben refuerzo educativo.

Llevamos más de un año ayudando a las familias con menos recursos como la de Rachid a través de A tu lado y de nuestros programas, pero la emergencia continúa y se añaden problemáticas relacionadas con los desahucios que agravan la situación para muchos niños y niñas.

Estamos en contacto con los servicios sociales para que ofrezcan una opción a la familia de Rachid y en cualquier caso seguimos buscando una solución estable para esta familia. De momento, hemos conseguido evitar que los hijos sean separados de sus padres, ya que había riesgos concreto de que ocurriera por un tema de pobreza por la carga habitacional, y de forma temporal toda la familia esté junta en un albergue. 

Desahucios en España: nuestras peticiones

Pedimos que para Rachid y su familia, y para todas las que no tengan otra alternativa habitacional, se vele por el interés superior del menor y que se tenga en cuenta la vital importancia de la vivienda en la seguridad y bienestar de niños y niñas. Exigimos que se eviten por todos los medios los desahucios en España que afectan a hogares con niños y niñas.

Es necesario garantizar la protección de la infancia frente a los desahucios. Para hacerlo instamos a que se amplíe el parque de viviendas sociales, y se tenga en cuenta la actual situación de crisis para que mejoren los mecanismos de coordinación entre juzgados y servicios sociales y no se llegue a situaciones extremas como la de Rachid.

Desahucios en España: la alerta de nuestra organización

Es cierto que las cifras de desahucios en 2020 han disminuido, pero hay que tener en cuenta las difíciles situaciones en las que vivimos y dar más peso al factor humanitario en estos momentos tan complejos.

Desde Save the Children ya en marzo de este año alertamos de los efectos de la Covid-19 relacionados con temas de vivienda en nuestro informe sobre ‘Aniversario Covid-19: ¿Qué nos cuentan las familias?’. La pérdida del empleo ha supuesto una importante disminución en las rentas familiares, que ya antes de la crisis eran limitadas, situando a muchas familias en una posición difícil para hacer frente a los costes de su vivienda e incluso a los de los suministros domésticos. El 64,9% de las familias encuestadas que participan a nuestros programas de lucha contra la pobreza declaró tener o haber tenido dificultades para pagar la hipoteca o el alquiler.

Un desahucio significa una enorme ruptura en las trayectorias vitales de los niños y niñas que lo sufren y pueden acabar desarrollando trastornos depresivos.

Exigimos esfuerzos coordinados entre el Estado, las comunidades autónomas y las entidades locales para que Rachid, su mujer y sus cuatro hijos, tras pasar por un desahucio innecesario, puedan encontrar un hogar donde vivir.