Niños y niñas separadas de sus familias

El drama de la migración en Estados Unidos

21 Junio 2018

Estamos viendo por diferentes sitios imágenes de niños y niñas en pequeñas cárceles. Muchos hemos escuchado el audio de niños pequeños llorando y pidiendo que les lleven con sus familiares. Estas imágenes son duras y, sobre todo, innecesarias

En la frontera de Estados Unidos con México están siendo separados niños y niñas de sus familias. El trato que están recibiendo estos niños y niñas de México y otros estados de Centroamérica, custodiados por el gobierno estadounidense tras cruzar la frontera, está siendo totalmente indigno.

Cuando el peligro está en la fRontera

Separar a un niño de su familia innecesariamente es inhumano, traumático e inaceptable. El cruel acto de la separación puede tener consecuencias muy graves a nivel social y emocional sobre el niño y su familia durante días, meses o años. Nuestro trabajo a nivel mundial nos ha demostrado que los niños que viven en instituciones lejos de sus familias son altamente vulnerables a abuso físico, psicológico o emocional, que pueden derivar en enfermedades a largo plazo.

Migrar no siempre es una opción. Las personas que llegan a Estados Unidos están huyendo de la pobreza y la violencia. Honduras, Guatemala y El Salvador se ubican entre los 10 países del mundo con un mayor índice de muertes por homicidio por cada 100.000 habitantes. Las maras y las pandillas representan actualmente verdaderos ejércitos delincuenciales que reclutan niños, niñas y adolescentes. Estas situaciones de violencia que se viven en el triángulo norte centroamericáno junto a la pobreza que se vive en muchos países, no están dejando más opción a las familias que emprender un viaje que nadie desea.

Estados Unidos siempre ha sido un símbolo de esperanza y ha acogido a personas de otros países durante casi sus 250 años de historia. Es un país que debería seguir siendo un lugar seguro para niños, niñas y sus familias. Tenemos la obligación moral de mantener a las familias unidas, pero también tenemos la obligación legal de asegurar que todos los niños están protegidos y que sus derechos son respetados.

Una petición firme

Desde Save the Children pedimos enérgicamente al gobierno de Estados Unidos que ponga fin a las separaciones familiares en todos los casos en los que sea posible y que minimice al máximo el periodo de separación cuando esta ocurra.

Estamos apoyando la llamada “Keep Families Together Act”, una propuesta de Ley que evitaría la separación innecesaria de los niños de sus padres. Esta Ley contemplaría personal especializado en trauma y desarrollo infantil para garantizar que los niños reciban la atención que necesitan, especialmente aquellos que han pasado por situaciones peligrosas y traumáticas.

Trabajando en proteger a la infancia más vulnerable

En Save the Children apoyamos y damos voz a los niños que han sufrido abusos, que han sido explotados o que no reciben un cuidado apropiado. Trabajamos para acabar con todas las formas de violencia, física, sexual o emocional, que los niños sufren tanto fuera como dentro de sus propios hogares. Conoce más sobre nuestro trabajo de protección infantil.