Sequía y educación en Camboya

27 Junio 2016

11 de las 25 provincias que componen Camboya, están sufriendo la peor sequía que se recuerda en el país en las últimas décadas. Empezó en junio del año pasado y está relacionada con el severo fenómeno meteorológico conocido como El Niño, que causó un descenso de las precipitaciones en Camboya. Además de la escasez de agua, la sequía está afectando a la seguridad alimentaria, a la higiene y a la educación.

Tith Phors tiene 9 años y estudiante en el colegio de primaria Prey Ta Koy. Sentada al lado de su abuelo nos cuenta lo difícil que es para ella ir al colegio cuando hay sequía en su pueblo, Preah Ang Keo. Hace mucho calor como para ir andando a la escuela, sobre todo para su hermano pequeño. Algunos de sus amigos enfermaron tras la travesía y no volverán a ir hasta que las temperaturas bajen.

Hace demasiado calor para que mi hermano pequeño, mis amigos y yo andemos desde la escuela hasta casa cuando salimos de allí a las 11. Algunos de mis amigos y yo nos enfermamos y no queremos volver al colegio hasta que las temperaturas bajen”

Tith Phors

Más de la mitad de los estudiantes del colegio Prey Ta Kong, faltaron a clase a causa del calor desde mediados del mes de abril de 2016. La profesora de Phors, la señora Sin Pov, dice que solo unos 16 alumnos de 39, fueron a clase regularmente. Cuenta que tal vez no tengan suficiente agua para beber en casa y en la escuela durante la sequía. De hecho, algunos de sus alumnos tuvieron fiebre, diarrea y mareos en clase. Su única opción era mandarlos a casa.

La mayoría de mis alumnos llevan la misma ropa durante tres o cuatro días seguidos. Les he mandado que beban tanta agua como puedan y que les pidan a sus padres que laven su ropa, pero me responden que no tienen suficiente agua para hacerlo”

Sin Pov

El abuelo de Phors, el señor Lev Mong, dice que este año es el peor que ha visto. No tienen agua para hacer cosas básicas como beber o regar las plantas. Los pozos y arroyos de los que solían coger agua se han secado. El agua potable está a 10cm bajo la superficie y la temperatura que alcanza es de 45ºC, así que al trabajo de llevarla a casa, está el tiempo que tardan en poder usarla hasta que se enfría. Si apenas hay agua para el consumo diario, la situación se complica cuando hablamos de la higiene de los miembros de la familia, que tienen problemas para conseguir agua para fregar o bañarse.

Tres de los seis nietos de Mong ha tenido graves enfermedades y han sido enviados al hospital por el calor y la falta de medidas de higiene. Ahora han vuelto a casa, pero uno de ellos aún tiene diarrea. Pierden ganado de manera constante, alrededor de 12 buffalos y vacas han muerto en los campos por el calor.

El señor Tim Vutha, otro profesor del colegio de primaria Prey Ta Kong, dice que el agua de un pozo profundo dentro de la escuela se ha vuelto demasiado salada para que los estudiantes la beban. Algo tan sencillo como poner filtros haría que el agua fuera de mejor calidad y muchos niños y niñas volvieran a la escuela.

Ayúdanos a llegar a pueblos como Preah Ang Keo, en Camboya. Haz que nuestro trabajo sea posible.

Hazte socio