Luchamos contra un progreso desigual

Desde 1990 la tasa de mortalidad infantil y de niños sin escolarizar se ha reducido a la mitad. Sin embargo, hay millones de niños que, pese a los grandes avances, se han quedado atrás. Cada vez son más los niños que están excluidos por ser quienes son y vivir donde viven: ser de un determinado género, tener una discapacidad, pertenecer a una etnia o religión, puede lastrar su futuro y que tengas menos posibilidades de sobrevivir o de asistir a la escuela. Ellos serán Los Olvidados, pero nosotros vamos a trabajar para conseguir darles voz.

¿Quiénes son los olvidados?

Son aquellos que no se están beneficiando de los avances globales. Hablamos en particular de salud y educación, donde estos niños y niñas se están quedando atrás, o mejor dicho, la sociedad les está dejando atrás por su situación de pobreza y discriminación.

Esta exclusión se puede ver en muchos países y en millones de niños:


  • 1 de cada 4 niños

    1.200 millones de niños y niñas en países desarrollados, viven en zonas del país que han sido olvidadas


  • 1 de cada 10 niños

    viven en países afectados por conflictos armados. Más de 230 millones se han visto obligados a abandonar sus hogares


  • 400 millones de niños

    pertenecen a grupos étnicos y religiosos que están discriminados y en riesgo de caer en exclusión


  • 400 millones

    de niños y niñas menores de 12 años se encuentran en situación de pobreza extrema


  • 150 millones

    de niños y niñas tienen una discapacidad

 

En esta campaña vamos a tratar algunas de las causas fundamentales que provocan esta exclusión para poder evitar las muertes infantiles y conseguir que todos los niños de cada generación tenga acceso a la educación.

¿Qué queremos conseguir?

Queremos conseguir avances en el bienestar social de millones de niños partiendo de tres bases principales:


  • Ningún niño debe morir por causas evitables


  • Todos los niños deben tener acceso a una educación básica de calidad


  • No debemos tolerar ningún tipo de violencia contra la infancia

 

Una oportunidad justa para todos los niños y las niñas

Para poder alcanzar esta realidad pedimos a los líderes mundiales que aseguren que todos los niños cuentan con una oportunidad justa que sea capaz de revertir esta situación. Les pedimos que no dejen de lado a los olvidados. Que atiendan las necesidades de la infancia independientemente de quiénes sean o dónde vivan.


  • Una situación financiera justa

    Se deben crear normativas globales y sistemas nacionales que permitan que los más desfavorecidos reciban el dinero y los servicios esenciales que les permitan sobrevivir, aprender y estar protegidos


  • Igualdad en el trato

    Deben eliminarse las leyes y los comportamientos que acaban discriminando a los niños y las niñas impidiendo que sobrevivan, aprendan y estén protegidos


  • Rendición de cuentas a los niños

    Se debe dar voz a los niños y niñas excluidos, así como a sus comunidades, para que sean ellos los que opinen en las decisiones que les afectan

 

Pero todo esto no podemos hacerlo solos, necesitamos tu apoyo. Te pedimos que te unas a nosotros y nos ayudes a que los olvidados estén cada vez más presentes.

Ayúdanos a llegar hasta el último niño

Quiero ayudar