Presupuestos 2017: Queremos que sean los de infancia

09 Diciembre 2016

Empezamos el mes de diciembre con la noticia de que PP y PSOE han acordado el techo de gasto, es decir, el tope de gasto público del que se parte para elaborar los Presupuestos del Estado 2017. Este acuerdo es fundamental porque permite iniciar el debate sobre partidas y su dotación económica. Para nosotros, como organización dedicada a la defensa de los derechos de los niños y niñas, este es el momento oportuno para recordar a todos los grupos parlamentarios la importancia de las partidas que afectan a la infancia y exigir que no haya más recortes: la inversión en infancia se ha visto fuertemente recortada durante la crisis incidiendo directamente en el aumento de la desigualdad.

Los niños y las niñas han sido los más afectados por la crisis económica. Las tasas de pobreza infantil son de las más altas de Europa. Según datos de Eurostat España se sitúa en la segunda posición de la lista de países europeos con mayor porcentaje de niños viviendo en hogares bajo el umbral de la pobreza, con un 29,6% (más de 2.460.000 de niños), y lejos de la media europea del 21,1%. Por su parte, la pobreza severa ha pasado de un 12% de los niños en 2008 al 16,7% en 2015; casi 1.390.000 niños y niñas se encuentran en esta situación. Sin embargo, España tan solo invierte el 1,3% del PIB en protección social a la infancia, lejos de la media UE situada en el 2,3%.

En lo que se refiere a educación, nuestro sistema está marcado por una alta tasa de Abandono Escolar Temprano (20%) que afecta especialmente a quienes están en situación de pobreza: casi la mitad de los niños más pobres abandona prematuramente. Sin embargo, según datos OCDE, mientras que entre 2010-2012 se redujo en gasto en educación un 3% de media en la UE21, España recortó un 12%.     
La evidencia internacional nos dice que una mayor inversión en políticas de infancia mejora la cohesión social y el desarrollo económico de un país y España está haciendo lo contrario. Por todo ello, Save the Children considera que es necesario invertir en infancia tomando medidas contundentes de lucha contra la desigualdad y la pobreza. Concretamente pedimos:

  • Aumentar la inversión pública en políticas de protección social a la infancia hasta alcanzar como mínimo el 2.2% de la media UE. En concreto parte de este incremento debe ir destinado a mejorar de forma urgente la actual prestación por hijo a cargo hasta los 100€ mensuales y el aumento de su cobertura hasta llegar, al menos, a todos los niños que viven bajo el umbral de la pobreza.
  • Aumentar progresivamente la inversión pública en educación, con el objetivo de, en el plazo de una legislatura, pasar del 2,8% al 3,5 % (media de gasto de la OCDE en 2015).

Por todo ello, en este momento de debate, es primordial que, a la hora de negociar y alcanzar acuerdos en torno a los presupuestos 2017, la infancia sea tenida en cuenta de forma prioritaria. Únete a nosotros y firma para que aumente la inversión en infancia.

FIRMA