Madrid aprueba un paquete de medidas para las familias monoparentales

29 Noviembre 2016

Buenas noticias desde el Ayuntamiento de Madrid. Los niños y niñas que viven en familias monoparentales y que son las que han sufrido el peor zarpazo de la crisis y sus recortes ven reconocidos ahora sus derechos con la aprobación de 11 medidas para frenar la pobreza infantil.

Como ya denunciamos en el informe Más solas que nunca, la tasa de pobreza en los niños que viven en hogares formados por madres solas es de un 54%, 12,5 puntos más que el conjunto de la población infantil y el doble que el total de la población. El pleno del pasado 28 de noviembre, a iniciativa del grupo municipal de Ciudadanos, aprobó por unanimidad incrementar la protección social a estas familias con niños que en el 82% de los casos se trata de una mujer sola, con hijos, bajo nivel de estudios y en paro o una situación laboral precaria.

Nuestro trabajo con programas de atención directa nos permiten constatar las dificultades que atraviesan las familias monoparentales. Este es el caso de Verónica, una mujer sola que vive con sus tres hijos y que es víctima de violencia de género. Su empleo a media jornada, que le reporta unos ingresos de 690€ al mes, resulta insuficiente para sufragar todos los gastos.

Las medidas aprobadas abarcan desde empleo, conciliación y creación de redes de apoyo, ayudas para el pago del IBI, ocio familiar, vivienda y pobreza energética o transporte. Esta noticia nos confirma que es necesario seguir trabajando, como organización en defensa de los derechos de la infancia, para en influir en la agenda política y en el proceso de toma de decisiones para conseguir cambios y mejoras para todos los niños y las niñas.

Te pedimos que te sumes a nuestra campaña para que el Gobierno de España y los Gobiernos de las Comunidades Autónomas desarrollen y apliquen políticas con medidas e inversiones efectivas que luchen contra la pobreza infantil en nuestro país. Sólo invirtiendo en infancia será posible romper el ciclo de la pobreza para que ningún niño o niña se quede atrás.

FIRMA