MENORES NO ACOMPAÑADOS: Los más solos

 

En el mundo hay 30 millones de niños y niñas que viven lejos de sus hogares por haberse visto obligados a desplazarse a otro país. Migrar, abandonar tu hogar, huir a otro sitio siempre es una situación traumática para los niños y niñas. Si a esta experiencia se le suma el tener que hacer el camino solos, la situación empeora exponencialmente. La falta de acompañamiento durante sus trayectos migratorios y la lejanía de sus hogares les exponen a múltiples adversidades y hace que los niños abandonen precozmente su infancia.

Desde Save the Children, apostamos por un modelo de acogida, protección e integración para los niños y las niñas migrantes que llegan al país que tenga en cuenta las necesidades y vivencias de cada uno, y que les ofrezca acompañamiento allí donde han viajado y llegado solos.

Para ello, hemos querido dar voz a los menores no acompañados que han logrado llegar a destino, sabiendo que muchos otros han tenido que interrumpir su viaje. En la campaña #LosMásSolos hablaremos de dónde vienen, cómo ha sido su viaje. También buscaremos familias que se atrevan a repetir esa experiencia. 

Un sistema que niega la infancia

Tenemos una legislación que permite que los menores migrantes sean rechazados cuando llegan a los puestos fronterizos, sin conocer su situación particular y su vulnerabilidad. Normas que permiten declarar adultos a los niños y niñas que logran entrar al territorio desafiando todas las adversidades, sin ni siquiera hablar con ellos y ellas. Que les niegan la posibilidad de opinar y dudan de su documentación precisamente solo en los casos que avalan su necesidad de protección. Leyes que permiten dejarles en limbos jurídicos hasta el momento en el que se encuentran en situación de irregularidad administrativa y de desamparo.

Sin embargo, en Save the Chidren proponemos soluciones concretas para un sistema que les está fallando y que debería estar de su parte. 

El acogimiento familiar DE MENORES NO ACOMPAÑADOS

El acogimiento en familia es una de las posibilidades ofrecidas por los sistemas de protección para lograr una solución duradera para las niñas y los niños tutelados. El objetivo es que los niños y las niñas puedan aprovechar un entorno amigable, estable y de confianza.

Para esto sea posible las familias de acogida necesitan ser apoyadas por la administración a través de procedimientos formales de selección y apoyo, que les proporcionen la información y la formación necesaria para que el acogimiento sea sostenible.

En Save the Children estamos pidiendo a las administraciones con competencias en protección a la infancia que apoyen procedimientos responsables y seguros para que el acogimiento familiar pueda ser una realidad. Si tú opinas lo mismo, firma nuestra petición.

 

Firma nuestra petición

855 personas ya han firmado.
Ayúdanos a llegar a 5.000.

Únete, firma nuestra petición

Nueve dígitos. No utilices espacios