Más de 1.255 niños solos han llegado a Grecia desde comienzos de año

Save the Children exige al Gobierno en funciones de España que presione a Europa para poner en marcha políticas de protección para los niños refugiados, especialmente para los que se encuentran solos.

14 de abril de 2016. Niños refugiados que han sufrido el trauma de vivir una guerra, que han viajado completamente solos hacia Europa ahora se enfrentan a la soledad de las celdas en las comisarías griegas o a la incertidumbre de qué va a ser de ellos en una Europa que ha cerrado sus fronteras a la solidaridad. Desde comienzos de año más de 1.255 niños no acompañados han llegado a Grecia, según datos del Centro Nacional para la Solidaridad Social (EKKA), que depende del ministerio de Trabajo y Solidaridad Social griego. Entre 20 y 30 niños llegan solos a Grecia cada día, según esta estadística.

Actualmente en Grecia hay unas 440 plazas en centros abiertos para acoger a estos menores no acompañados, un número claramente insuficiente. “A pesar del cierre de las fronteras y el reciente acuerdo de la UE con Turquía el número de niños solos que están bloqueados en Grecia  continúa aumentando. Estos menores corren un grave peligro de sufrir abusos, violencia o de caer en manos de las mafias”, denuncia Andrés Conde, director general de Save the Children. Con el acuerdo de la UE con Turquía las detenciones de niños solos están aumentando, ya que todas las llegadas desde el pasado 20 de marzo se están derivando a centros de detención.

El equipo de Save the Children en Grecia ha comprobado cómo muchos de estos niños que llegan solos se quedan bajo custodia policial, en condiciones deplorables, sin luz y durmiendo con ratas, mientras se tramitan los procedimientos administrativos. Estas detenciones les causan altos niveles de estrés, con secuelas a largo plazo.

Imad tiene 15 años y llegó de Irak hace mes y medio.  Ahora sobrevive en el campo de refugiados de Idomeni, al norte de Grecia y en la frontera con la Antigua República Yugoslava de Macedonia. Su familia, amenazada por grupos terroristas, solo tenía dinero para enviarle a él de viaje. En el campo no tiene a nadie y duerme en las instalaciones que Save the Children ha habilitado en la zona para atender a niños y adolescentes refugiados. “Salí de Irak hacia Turquía y de ahí en barca a la isla griega de Lesbos. Cuando llegué a Atenas estuve detenido 15 días, fue horrible, no me dejaban salir y apenas me daban comida. Conseguí escapar y llegué hasta Idomeni. La vida aquí es muy dura, he vivido la guerra desde que era pequeño y solo quiero estar tranquilo, que abran las fronteras y nos dejen continuar con nuestro camino. En Irak he vivido cosas horribles, muchísima violencia que no podríais imaginar. Quiero llegar hasta Alemania donde está mi tío, y desde allí traer a mi familia de Irak”.

20160403-grecia-savethechildren-idomeni-refugiados-2352.jpg

Muchos de estos menores no acompañados afirman ser mayores de edad por miedo a ser detenidos y muchos otros son registrados incorrectamente como si vinieran con su familia o como adultos, a pesar de declarar que están completamente solos. Estos niños corren grave peligro de caer en manos de mafias y sufrir violencia o explotación, especialmente en zonas urbanas al norte de Grecia o cerca de la frontera con la Antigua República Yugoslava de Macedonia, donde existen sólidas redes de tráfico de personas.

“Los niños no acompañados en Grecia necesitan urgentemente tener acceso a cuidados de calidad, seguridad, protección e información accesible sobre sus derechos y sobre las opciones con las que cuentan, incluyendo su derecho a solicitar asilo y a los procesos de reunificación familiar”, alerta Andrés Conde, director general de Save the Children.

Save the Children recuerda al Gobierno en funciones de España que este pacto UE-Turquía es ilegal: pone en grave peligro a los menores de edad y permite detenciones de niños y niñas. La ONG exige a Mariano Rajoy que impulse un cambio de políticas en Europa que tengan como prioridad la protección de los niños que se encuentran en Grecia, especialmente de los que viajan solos, que incluyan entre otras las siguientes medidas:

  • El aumento de las plazas para acoger a niños no acompañados en instalaciones seguras y abiertas, en línea con los estándares de derechos humanos.
  • El fin inmediato de las detenciones de niños, que puede provocar daños y secuelas a largo plazo.
  • Procesos rigurosos de de identificación y registro de niños no acompañados y la creación de una red de tutores y acogida.
  • Acceso a procesos de asilo eficaz para niños solos. Los servicios de recepción se deben fortalecer con personal capacitado, sobre todo a la hora de proporcionar asesoramiento legal a estos menores durante el proceso de solicitud de asilo.
  • Rechazamos cualquier devolución de niños no acompañados a Turquía y exigimos que se aceleren e implementen de forma efectiva los procesos de reunificación familiar según el reglamento de Dublín.
  • Desarrollar un sistema educativo en línea con los estándares internacionales para que todos los niños vean cubierto su derecho a la educación y asegurando la integración de los menores no acompañados en la sociedad griega.

Registro de periodistas

Quiero registrarme y recibir las Notas de Prensa de Save the Children
Si ya tienes una cuenta en la web, por favor inicia sesión desde aquí.

Contacto de prensa

91 513 05 00 prensa@savethechildren.org

Susana Hidalgo, Responsable de Comunicación 
618 913 946 susana.hidalgo@savethechildren.org

Manuel Sobrino, Comunicación
629 48 23 04 manuel.sobrino@savethechildren.org

Alicia Ibarra, Comunicación
682 90 15 83 alicia.ibarra@savethechildren.org

Arantxa García, Comunicación
682 90 15 83 arantxa.garcia@savethechildren.org