Image
elecciones-candidatos-savethechildren.jpg

Trasladamos la voz de la infancia a los candidatos ante las próximas elecciones

Defender y garantizar los derechos de los niños y las niñas es nuestra razón de ser. En Save the Children lo hacemos con nuestros programas, nacionales e internacionales, pero también desde la incidencia política. Gran parte de nuestros esfuerzos se centran en tratar de influir en la agenda política y en el proceso de toma de decisiones para conseguir cambios y mejoras para todos los niños y las niñas.

Ante las próximas elecciones del 26 de junio, nos estamos reuniendo con los principales partidos políticos para trasladar la voz de la infancia y exigir medidas que protejan a los niños y niñas más vulnerables.

  •  

Esta semana hemos trasladado nuestras demandas a María Luisa Carcedo, secretaria de Bienestar Social del PSOE; a Javier Maroto, vicesecretario nacional de Acción Sectorial del PP; y a Ione Belarra y Marta Martínez, de PODEMOS. La próxima semana nos reuniremos con Ciudadanos. Les hemos expresado nuestra preocupación, especialmente, sobre estos temas:

  • Uno de cada tres niños y niñas en España vive en situación de pobreza. Sin una mayor inversión y voluntad política, el 80% de ellos seguirán empobrecidos cuando crezcan. Nuestra propuesta es avanzar hacia el modelo imperante en Europa de prestación por hijo/a a cargo universal. Por eso, para empezar, queremos que se incremente la prestación actual de 25€/mes hasta los 100€ para todas las personas que se encuentran bajo el umbral de la pobreza.
  • Nos preocupa especialmente la situación de los menores extranjeros no acompañados (niños migrantes que viajan solos), las víctimas de trata y los niños y niñas refugiados. Para protegerles, pedimos que se reforme la ley de infancia, la legislación de extranjería y el protocolo marco para MENA para que prime su condición de niños y niñas en lugar de la de migrantes.
  • En nuestro país, la mayoría de los casos de violencia contra la infancia permanecen ocultos y no se denuncian. Sin embargo, los escasos datos que existen, ponen de relieve la necesidad de medidas contundentes de los poderes públicos. Por eso, pedimos una ley integral para acabar con la violencia contra la infancia.

Seguimos trabajando para elevar nuestras peticiones a todos los partidos y que la infancia en nuestro país tenga la protección que la legislación les reconoce.