Agenda de infancia

Los niños, como los adultos, son sujetos de derechos. Además son merecedores de una especial protección debido a su situación de especial vulnerabilidad.  

La Convención sobre los Derechos del Niño de Naciones Unidas de 1989, reconoce los derechos inalienables de todos los niños, a la vez que establece las obligaciones de los Estados, los poderes públicos y la sociedad en su conjunto para garantizar el respeto de esos derechos y su disfrute por todos los niños sin ningún tipo de distinción. 

En los últimos 25 años se ha avanzado mucho en el reconocimiento de estos derechos, sin embargo todavía se encuentran muchos obstáculos a la hora de ejercerlos. Los niños y las niñas están expuestos a diario a algún tipo de violencia, a la pobreza o a la exclusión social, o alguna forma de discriminación. Proteger a los niños y garantizar su bienestar debe ser un objetivo de toda la sociedad y en especial del Estado en todos los ámbitos: legislativo, ejecutivo y judicial, y a todos los niveles: local, autonómico y estatal.

El compromiso con la infancia requiere de un reconocimiento expreso por parte de los poderes públicos, las instituciones y los partidos políticos de la importancia social de proteger a los niños y niñas y asegurar su bienestar. Es necesario que la infancia tenga un lugar prioritario en la actividad política y en el debate social de la próxima legislatura. Para que todas las normas y políticas que se adopten sean conformes a los derechos del niño, este debe ser puesto en el centro de todas las decisiones.

En el actual contexto económico y social, los recursos destinados a políticas sociales, y especialmente a la infancia, han experimentado un retroceso que afecta de manera directa a  la realización de los derechos de los niños. Es necesario revertir la situación y renovar este compromiso. Es precisamente en este momento cuando la infancia debe ser una prioridad. Invertir en infancia supone apostar por sociedades más prósperas, justas y pacíficas.

Como personas sin derecho a voto, muchas veces los niños y niñas son olvidados en las campañas y programas electorales. Los partidos políticos, en un momento como el actual, deben priorizar a la infancia y especialmente a aquellos niños y niñas que son víctimas de la violencia, la pobreza o la exclusión social, situaciones que afectan gravemente a los niños, poniendo en riesgo su supervivencia y su adecuado desarrollo. Esto significa, desarrollar un programa político comprometido con los derechos de la infancia, para lo que Save the Children asume una vez más el reto de promover el reconocimiento, la garantía y la protección de los derechos de niños y niñas poniendo su experiencia en la materia a disposición de todos los grupos políticos.

Descarga el PDF de la Agenda de la infancia para España:

DESCARGAR

Descarga el PDF de la Agenda de la infancia para la Comunidad de Madrid:

DESCARGAR