Rueda de Prensa: nos unimos con James Rhodes para hablar del abuso sexual

14 Septiembre 2018

Los abusos sexuales son una de las peores formas de violencia que existe contra la infancia. El simple hecho de que un adulto engañe a un niño para acercarse a él con un objetivo sexual es algo terrible. Sin embargo, entre un 10 y un 20% de la población ha sido víctima de abusos sexuales en la infancia. 

Lo peor no es la cifra de niños y niñas que han sido víctimas de abusos sexuales, sino que esa cifra solo es la punta del iceberg. Se estima que solo el 15% de los casos de abusos son denunciados y, generalmente, con un final bastante amargo. 

En nuestro informe, Ojos que no quieren ver, ya señalábamos un dato alarmante: el abuso sexual a menores se extiende de media cuatro años. Esto demuestra que en España no existen aún las herramientas necesarias para prevenir y detectar los abusos ni para que el niño o niña pueda denunciarlos.

El pasado viernes 14 de septiembre, nos unimos en la rueda de prensa con el pianista James Rhodes, víctima de abuso sexual cuando solo era un niño, y la Fundación Vicki Bernadet. Pedimos consenso político para que esta Ley sea una realidad cuanto antes. Esta norma es también uno de los asuntos más urgentes para Naciones Unidas, cuyo comité sobre los Derechos del Niño urgió a España a principios de año a agilizar los trámites para su aprobación, tal y como ya hiciera en el año 2011.

Esto no es una cuestión política. Esto es una cuestión humanitaria"

James Rhodes

 

Precisamente hace una semana se cumplió un año desde que el Pleno del Congreso acordara instar al Gobierno a poner en marcha esta Ley. Los cambios en el escenario político desde entonces no lo han hecho posible, pero este consenso debe prevalecer y facilitar cuanto antes su tramitación.

Es urgente proteger a la infancia contra la violencia. El año pasado fuimos testigos del apoyo mayoritario de los grupos políticos en el Congreso con la aprobación de la Proposición No de Ley. Es necesario que esa unidad se repita y se logre la aprobación unánime y urgente de esta Ley que proteja a los niños y niñas frente a todo tipo de violencia”

Andrés Conde, director general de Save the Children

Que haya niños y niñas sufriendo abusos sexuales que no son detectados, que estos abusos se alarguen durante años o que, aunque se detecten, haya víctimas que siguen en contacto con su agresor y que no son protegidas se debe a una serie de fallos y debilidades en la respuesta de las administraciones públicas en la prevención, detección, en el proceso judicial y en la atención y tratamiento psicológico a las víctimas.

¿Cómo es posible que siga habiendo abusos sexuales?

En 2016 hubo 4.056 denuncias por delitos contra la libertad sexual de menores de edad, como pornografía, prostitución y sin incluir violaciones. Los abusos se repiten y sin embargo parece la que situación de la infancia no mejora. El año pasado publicamos el informe "Ojos que no quieren ver" donde ya se identificaban los principales fallos que existían de cara a prevenir, evitar y descubrir los abusos sexuales. 

Prevenir los abusos sexuales debería ser siempre la solución. Pero una vez que se produce el abuso sexual encontramos algunas situaciones que hacen que la situación de abuso sea todavía peor. 

  • El miedo a contar un abuso


    De media un niño o niña sufre abusos sexuales durante 4 años.

    Ver la historia de Joan

  • Los abusos son ignorados


    Un 70% de las personas que sufireron abusos aseguran que se lo contaron a alguien.

    Ver la historia de Lucía

  • El sistema falla a las víctimas


    Solo un 30% de los casos que son denunciados llegan a juicio oral.

    Ver la historia de Sofía

  • Los delitos prescriben


    Generalmente cuando el niño o niña decide denunciar, el delito ha prescrito.

    Ver la historia de Toni

 

NECESITAMOS MEDIDAS que proteja a los niños y niñas

Es urgente proteger a los niños y niñas de todos los tipos de violencia a través de la prevención y la sensibilización y poner al servicio de la infancia víctima de violencia mecanismos de denuncia y reparación de los daños ocasionados. Solo se esta forma conseguiremos que la situación de miles de niños y niñas cambie.

Por eso en Save the Children luchamos cada día y le pedimos al presidente del Gobierno que ponga en marcha una serie de medidas que ayuden a prevenir, detectar y denunciar los abusos sexuales:

  • Que se garantice la educación afectivo sexual en la enseñanza reglada y desde edades tempranas
  • Que se incluya la formación sobre violencia y protección de la infancia en los currículums formativos de maestros, profesores y directores de centros educativos
  • Que se cree una Fiscalía específica de violencia contra la infancia y juzgados de instrucción especializados en este tipo de violencia
  • Que se dé prioridad a la tramitación de los procedimientos de abusos a menores 
  • Que se fortalezcan y amplíen los recursos autonómicos de tratamiento y atención especializados

Estamos trabajando junto con el resto de la sociedad civil para que se apruebe cuanto antes una Ley que incluya estas y otras medidas.