Emergencia hambre en África

1,4 millones de niños en riesgo de morir de hambre en Sudán del Sur, Somalia, Nigeria y Yemen

DONA AHORA

 

Naciones Unidas ha declarado la hambruna en algunas zonas de Sudán del Sur y advierte que Somalia, Nigeria y Yemen podrían seguir este camino muy pronto. Esta situación puede llegar a ser peor que la hambruna declarada en Somalia en 2011, que ya se cobró la vida de 130.000 niños.

El hambre en África se recrudece cada día más. La continua escasez de lluvias, las sequías prolongadas y los conflictos que asolan a estos países han dejado a más 1,4 millones de niños en riesgo de morir de hambre.

El mundo está dando la espalda a los niños en el este de África. Estamos a tiempo de salvar vidas, evitemos que esta emergencia se convierta en una tragedia.

La historia de Abdi*

El pequeño Abdi*, de 15 meses, llegó al hospital junto a su madre Laylo y su padre Mohamed con síntomas de desnutrición y complicaciones relacionadas. 

Abdi cuenta con el apoyo del equipo médico de Save the Children y está recibiendo tratamiento en la unidad de estabilización del hospital general de Garowe, en Puntlandia.

 

Diversas causas, misma consecuencia

Sudán del Sur

Naciones Unidas ha declarado la hambruna en ciertas regiones de Sudán del Sur. Una situación que se ha visto desencadenada por la sangrienta guerra civil que viene sufriendo el país y que ha dejado como resultado un desplazamiento masivo de personas que huyen de la violencia. Una mortal combinación que, unida a la falta de alimentos en provincias como la de Unity, deja un millón de niños en peligro. 

Los niños menores de cinco años son los que corren mayor riesgo de muerte ya que tienen menos capacidad para soportar la desnutrición aguda y corren más peligro de contraer enfermedades como el sarampión, la malaria y el cólera.

La hambruna amenaza a Sudán del Sur desde hace meses y ahora se ha convertido en una realidad devastadora en algunas partes del país. Se teme que pueda extenderse a otras zonas en los próximos meses donde millones de niños y familias vulnerables corren el riesgo de morir de hambre.

SOMALIA

El pasado mes de enero se declaró en Somalia una alerta temprana de pre-hambruna. Entre 2011 y 2012, cerca de 260.000 personas murieron en Somalia cuando se declaró la hambruna. La falta de alimentos y agua han provocado que muera el ganado, su principal medio de vida, y ha hecho que muchas familias hayan tenido que huir de sus hogares.

La situación en Somalia se ha agravado en las últimas semanas. 363.000 niños sufren desnutrición severa, 71.000 son casos de desnutrición aguda grave y 50.000 son casos muy graves de niños al borde de la muerte. 

Nigeria

El violento conflicto que se lleva viviendo desde hace ocho años en Nigeria, se ha intensificado en los últimos cuatro y se ha extendido a través de las fronteras de Níger, Chad y Camerún dando lugar a una de las crisis humanitarias y de protección más importantes en África. 

A través de la cuenca del lago Chad, 17 millones de personas se ven afectadas por el conflicto y más de 2,6 millones - de los cuales 1,5 millones son niños - han huído de sus hogares en busca de seguridad y protección.  

El hambre y la malnutrición están en niveles críticos con 7,1 millones de personas en situación de alerta por posible hambruna, de las cuales 5,1 millones están sólo en Nigeria. 

Yemen

La crisis que vive el país le ha llevado a una situación totalmente catastrófica: puertos y aeropuertos en ruinas, hospitales bombardeados y centros sanitarios colapsados, falta de alimentos, medicinas y artículos de primera necesidad.

El sistema sanitario de Yemen se ha colapsado. Los hospitales no tienen medios para atender a sus pacientes al haberse terminado las medicinas hace tiempo. Son los padres desesperados los que tienen que comprarlas para poder mantener a sus hijos con vida, pero muy pocos pueden permitírselo. 

Más de 21,2 millones de personas, y casi el 50% niños, necesitan ayuda humanitaria. 7,7 millones de niños se enfrentan a una situación de inseguridad alimentaria, 1,3 millones de niños sufren desnutrición severa y miles han muerto a causa de enfermedades que se pueden evitar.

Nuestra respuesta

  • Estamos en el terreno, proporcionando tratamiento y apoyo para salvar a los niños más vulnerables.

  • Los niños, sobre todo los menores de cinco años, tienen más probabilidades de morir. No tienen la suficiente fuerza para soportar una desnutrición aguda y son más susceptibles de contraer otras enfermedades como el sarampión, la malaria o el cólera.

  • Nuestros equipos están trabajando sin descanso examinando el estado de desnutrición de los niños, creando programas de nutrición y tratando a estos niños en centros de salud especializados.

Estamos trabajando duramente para llegar a los niños y las niñas, pero la vida de millones está en juego. Por favor, ayúdanos a llegar a tiempo para evitar la muerte de cientos de miles de niños.

Última actualización: Febrero 2017

1,4 millones de niños en riesgo de morir de hambre en Sudán del Sur, Somalia, Nigeria y Yemen

DONA AHORA

 

Otras formas de donar

Por transferencia o ingreso en cuenta bancaria (Concepto: HAMBRE EN ÁFRICA​)
Santander ES13 0049 0001 5224 1001 9194
CaixaBank ES89 2100 1727 1202 0003 2834
BBVA ES83 0182 5502 5800 1002 0207
Bankia ES81 2038 1004 7168 0000 9930

Por teléfono 
900 37 37 15 (gratuito, de lunes a viernes de 9 a 21h)

Por SMS
Envía HAMBRE al 38098
Coste 3 euros (donación íntegra para Save the Children)
Colaboran Movistar, Vodafone, Orange, Yoigo y Euskaltel. Servicio de SMS solidario operado por Fundación Save the Children, C/ Doctor Esquerdo 138 2ª planta, 28007, Madrid; nº atn. Clte. 900 37 37 15, sms@savethechildren.org.