Emergencia en Siria

El precio de cuatro años/casi cinco años de conflicto está siendo devastador para la infancia siria. Más de 11.000 niños han muerto y 13,5 millones de personas necesitan ayuda humanitaria urgente. Las cifras, y las historias que esconden detrás, empeoran cada día. Víctimas olvidadas de una de las guerras más cruentas de la historia presente, los niños sirios corren el riesgo de convertirse en una “generación perdida”.

Haz tu donación para los niños refugiados sirios.

DONA AHORA

Más de dos millones de niños han huído del horror del conflicto y viven en campos de refugiados en los países vecinos. Dentro de Siria hay más de 7,5 millones de niños afectados por el conflicto que lo han perdido todo. Permanecer en el país sigue siendo la opción más peligrosa porque cada día deben enfrentarse a la muerte, a la enfermedad, al riesgo de ser reclutados por grupos armados, a ser detenidos, al trabajo infantil o al abuso. 

Las necesidades humanitarias en Siria se han triplicado en el último año, dos tercios de la población está aun desatendida, más de 212.000 personas viven en estados que están sitiados y 4,8 millones de personas residen en zonas en que las agencias humanitarias solo acceden de manera esporádica.

La historia de Bashira

Con apenas 10 años y unos ojos azul profundo, Bashira ha visto más destrucción de la que ningún niño nunca debería ser testigo. Para protegerse, Bashira ha creado un mundo de fantasía en la que ella se ve dentro de un precioso vestido azul. Pero su madre mueve la cabeza de un lado al otro al explicarnos: “no hay vestido, ni hay nada. Destruyeron nuestra casa en un bombardeo y todo se quemó dentro. Mi hija hace como si todavía tuviera ese vestido azul y todos sus juguetes. Se me rompe el corazón cuando veo sus ojos llenos de esperanza”.

Cómo estamos ayudando a las niñas y niños sirios

En Save the Children hemos trabajado en Oriente Medio desde hace décadas. En julio de 2012 desplegamos nuestros equipos de emergencia para llevar a cabo intervenciones humanitarias en Jordania, Líbano, Iraq, Egipto y Siria. Hasta la fecha hemos llegado a más de tres millones y medio de personas en estos países. Más de 2 millones son niños. Nuestra respuesta actual se encuentra tanto dentro de Siria como en los países cercanos para intentar satisfacer las necesidades básicas de los refugiados. Nuestra intervención se basa principalmente en los siguientes puntos:

  • Educación: La vida de los niños que han huido de Siria ha cambiado totalmente. Necesitan seguridad, estabilidad y las rutinas diarias que les permitan tener un buen ambiente de aprendizaje. Para quienes aún permaneces en el país la situación es todavía más difícil. Siria ha sido es escenario de la mitad de los ataques a escuelas que han tenido lugar los últimos cuatro años. En el norte de Siria trabajamos para que 34.500 niños puedan continuar su educación. 
  • Protección: Los niños necesitan urgentemente ayuda especializada y protección para poder recuperarse de las secuelas psicológicas y emocionales. La violencia, presenciar la muerte de familiares o amigos, los cambios de domicilio, la vida en los campos de refugiados y la explotación infantil genera estrés en los niños y las niñas. Por eso hemos puesto en marcha espacios seguros donde se imparte educación no formal mediante actividades de ocio y tiempo libre. Estamos presentes en toda la región y llegamos a miles de niños. 
  • Salud y nutrición: La falta de acceso al sistema sanitario y alimentación adecuada hace que los niños se encuentren entre los grupos más vulnerables. Desde Save the Children estamos llevando a cabo un programa de alimentación para niños y jóvenes en los campos de refugiados en Jordania. En Egipto y Siria contamos con una campaña de vacunación de Hepatitis A y polio respectivamente. En el norte de Siria contamos con cinco centros médicos, cuatro de ellos de atención primaria y uno especializado en partos con atención las 24h. Llegamos a 3.500 pacientes y ayudamos a dar a luz 100 niños semanalmente.
  • Refugio: Durante el invierno las temperaturas en toda la región descienden a bajo cero y los refugiados tienen que enfrentarse a esta situación con poco equipamiento (ropa inadecuada, escasez de mantas, calefactores o refugio adecuado). Distribuimos mantas y ropa de invierno en Líbano, Egipto, Jordania e Iraq. Hemos llegado a 145.000 personas con materiales básicos como kits de cocina, de invierno o higiene a familias refugiadas en el norte de Siria. También hemos ayudado a que 10.000 personas tengan un refugio adecuado distribuyendo tiendas de campaña.
  • Seguridad alimentaria y medios de vida: Para los refugiados sirios, conseguir algo que comer no siempre es una tarea sencilla, por eso repartimos 544 toneladas mensualmente de alimentos en el campo de Za'atari. Para mejorar los medios de vida de los refugiados estamos ejecutando un plan de "dinero por trabajo" en Líbano donde las familias tienen la oportunidad de volver a estar activos y apoyar sus comunidades. También trabajamos con transferencias de efectivo y en el norte de Siria con proyectos de agricultura para que las familias puedan equiparse y conseguir semillas para autoabastecerse.
  • Agua: Es imprescindible mejorar las condiciones de sanidad, higiene y agua que reciben las familias y los niños para evitar la transmisión de enfermedades. La educación es una parte muy importante en nuestros programas, por eso en Iraq, Siria y Líbano llevamos campañas de promoción de la higiene personal. Distribuimos kits de higiene, instalamos letrinas y en Siria estamos trabajando en reconstruir los sistemas de agua, llevar agua potable y mejorar el gasto de agua. Gracias a estas acciones hemos llegado a 130.000 personas.

La situación empeora diariamente y se requieren más fondos para poder cubrir las necesidades básicas en la región. Por favor, colabora con la emergencia siria.

Haz tu donación para los niños refugiados sirios.

DONA AHORA

 

Otras formas de donar

Por transferencia o ingreso en cuenta bancaria
Santander ES13 0049 0001 5224 1001 9194
CaixaBank ES89 2100 1727 1202 0003 2834
BBVA ES83 0182 5502 5800 1002 0207
Bankia ES81 2038 1004 7168 0000 9930

Por teléfono 
900 37 37 15 (gratuito, de lunes a viernes de 9 a 21h)