Image
Niños en casa para el cierre de los colegios debido al coronavirus

Coronavirus,
cierre de las escuelas

5 consejos sobre qué hacer y cómo actuar si los niños y niñas se quedan en casa

El cierre de los centros educativos es una de las medidas preventivas que las autoridades sanitarias han adoptado para responder a la emergencia del coronavirus en nuestro país. Esta situación lleva a muchas familias a enfrentar una condición extraordinaria, y muchos padres y madres tienen dudas sobre qué hacer y cómo actuar si sus hijos se quedan en casa. Por lo tanto, desde Save the Children queremos ayudar a despejar algunas dudas e incertidumbres sobre la forma más adecuada de manejar una situación tan inesperada. Para ello, proporcionamos cinco consejos a padres y madres en este momento tan crucial para el bienestar de la infancia debido a la difusión del coronavirus.

Proteger a la infancia más vulnerable

Como primera respuesta inmediata, basada en la experiencia adquirida en el apoyo y protección de menores en contextos de emergencia, queremos compartir las principales sugerencias necesarias para crear una rutina positiva que contraste con la ansiedad y el miedo que la ausencia de actividades escolares pueda generar en los más pequeños.
 

En estos días en que las escuelas estarán cerradas y las familias pasarán más tiempo con sus hijos, es importante encontrar formas de garantizar que los hábitos saludables de los niños y niñas no se vean afectados. Mantener una rutina, en la medida de lo posible, es uno de los elementos que puede contribuir a dar serenidad a los niños y niñas en un momento delicado.

5 consejos para abordar el cierre de los colegios

En Save the Children, ante la experiencia adquirida a lo largo de los años en la protección de los menores, hemos desarrollado estos cinco sencillos consejos, a través de los cuales es posible aprovechar ese tiempo en casa con los niños y niñas.

1.    Respetar los horarios y los hábitos rutinarios. Es importante no alterar los horarios a los que los niños y niñas están acostumbrados. Despertarse, comer y cenar a la misma hora que antes del cierre de los colegios ayudará a los más pequeños a no perder el ritmo diario al que están habituados.

2.    Involucrar a los niños y niñas en la planificación del día. Para que participen más en la organización de la vida en familia, puede ser útil involucrarlos en la planificación de los días y escuchar sus propuestas e ideas para gestionar el tiempo juntos.

3.    Fomentar la actividad física. En estos días el estilo de vida sedentario podría aumentar y el nivel de interacción social disminuir. Es positivo incluir entre las actividades diarias los ejercicios físicos que se pueden hacer en casa o fuera, en parques y en lugares dedicados a actividades deportivas, por supuesto, en conformidad con las medidas preventivas proporcionadas por las autoridades competentes.

4.    Cuidar la alimentación. Pasar mucho tiempo en casa puede ser aburrido y llevar a hábitos alimenticios inadecuados. Por esta razón, es muy importante mantener un estilo de vida saludable y estar atentos a la calidad de los alimentos, evitando el consumo excesivo de bollos o bebidas azucaradas.

5.    Dedicar un tiempo a actividades lúdicas como inventar historias, dibujar etc. Jugar mantiene la mente activa para los más pequeños. Los días pueden parecer más largos y por esta razón es importante encontrar nuevas formas tener a los niños y niñas entretenidos.