Infancia migrante

El número de personas que hoy en día se mueve cruzando fronteras aumenta. Entre ellas se incrementa drásticamente el número de menores de edad. Millones de niños y niñas se desplazan de un lugar a otro, dentro y fuera de sus fronteras, de manera voluntaria o empujados por la guerra, la persecución, la pobreza o los desastres naturales. Resultan especialmente vulnerables frente a la explotación o el abuso, especialmente, los que viajan solos.

En 2014 fueron más de 47.500 los niños y niñas que llegaron a España. Representan el 15,6% del total de personas que migraron ese año.

  • Porcentaje de menores de 15 años sobre el total de llegadas de personas migrantes en España

     
  • Variación interanual en las llegadas de migrantes y menores de 15 años (%)

     

En unas pocas décadas, España ha pasado de ser un país generador de emigración a ser un receptor de flujo migratorio, alcanzando su máximo histórico en 2010 con un 12,2% de la población total. A partir de ese año, la migración comenzó a bajar acumulando 6 años consecutivos de descenso. Sin embargo, la variación vuelve a ser positiva en 2014 respecto al año anterior. Un 7% más de menores de 15 años llegaron a España frente al año anterior (8,8% más en el total de migrantes).

 

Número de menores extranjeros no acompañados/as

  •  
  • De especial preocupación es la situación de los Menores Extranjeros no Acompañados (MENA), aquellos niños y niñas que han migrado a España sin la compañía de un adulto y que se enfrentan, no sólo a la violencia y el abandono, si no a una continua vulneración de sus derechos por parte de las administraciones públicas que, según la Ley, son responsables de tutelarlos. En 2015, fueron tutelados por las Comunidades Autónomas 3.341 niños y niñas. Entre 2011 y 2015 el número de MENA aumentó en un 25,6%, 682 niños y niñas más en cuatro años. Entre ellos, 25 menores extranjeros no acompañados solicitaron protección internacional.

 

Ver todos los datos de infancia refugiada >