Programas de lucha contra la pobreza infantil

Atendemos diariamente a más de 5.000 niños y sus familias en Madrid, Cataluña, Andalucía, Comunidad Valenciana y País Vasco con intervenciones que buscan romper el ciclo de transmisión de la pobreza y facilitarles la oportunidad de un futuro mejor. Nos coordinamos con los Servicios Sociales y los centros educativos para identificar situaciones en las que los niños puedan estar en riesgo de pobreza y para animar a sus familias a que formen parte de nuestro programa de atención integral.

El niño y su educación, protagonistas del cambio

La educación es la herramienta más poderosa para combatir la pobreza. Nos adaptamos a las necesidades de cada niño y avanzamos juntos. Trabajamos para reducir el absentismo escolar, el abandono temprano de la educación y mejorar el rendimiento escolar inculcando técnicas de estudio, facilitando un espacio adecuado para estudiar y realizar las tareas escolares, con adultos de referencia que les ayuden a resolver sus dudas y con material de soporte y consulta. 

Educamos con los libros, pero también con el juego. Creamos espacios seguros donde los niños pueden estudiar, relacionarse con otros niños desde el respeto y la no violencia, donde fomentamos la eduación en valores y los hábitos saludables y donde los niños pueden jugar y ser lo que quieran ser. 

Los niños están bien si su familia está bien

El trabajo integral con las familias es nuestra prioridad.  Incorporamos a las madres y los padres como protagonistas del proceso educativo de sus hijos y trabajamos para fomentar las relaciones positivas en la convivencia familiar. Organizamos grupos de apoyo a la crianza donde se fomenta el vínculo materno-filial de madres con hijos entre 0 y 3 años y damos apoyo psicosocial a los miembros de las familias para solucionar sus dificultades de relación o conflictos emocionales.

Apoyamos las difultades familiares del día a día con un seguimiento individualizado de cada situación y con ayudas para la alimentación, material escolar, gafas, audífonos… 

Verónica y las cuentas imposibles

Verónica vive con sus tres hijos. Los cuatro viven de los 690 euros que cobra Verónica limpiando. El resto del dinero que sería suficiente para llegar dignamente a fin de mes no existe y por eso Verónica se afana en hacer malabarismos y reducirlo todo a la mínima expresión de sus posibilidades.

De lunes a jueves sus dos hijos menores acuden dos horas al centro de Save Children donde les apoyan en el estudio, les proponen juegos con otros niños y niñas del barrio y le dan atención psicológica cuando la necesitan.

Cada seis meses en Save the Children me dan un vale para comprar material escolar y ropa para los niños. La verdad es que nos ayudan mucho porque gracias a eso mis hijos visten", 

Verónica, madre de tres hijos.